Hasta 97% de trabajadores tendrán derecho a este beneficio

Reforma de pensiones, para los de bajos ingresos y millennials

La iniciativa del Ejecutivo con el respaldo obrero y patronal reduce 10 años las semanas de cotización; disminuye el riesgo de generar “viejitos pobres” con el régimen actual

ahorro-dinero
La iniciativa propone reducir de mil 250 semanas (25 años seguidos) a 750 semanas (15 años) el requisito para obtener una pensiónFoto: Especial
Por:
  • Ivonne Martínez

El Presidente Andrés Manuel López Obrador someterá a consideración del Congreso una reforma al sistema de pensiones que cuenta con el respaldo de los sectores obrero y patronal, con cual se aumentará el monto de los ahorros para el retiro y los trabajadores mexicanos con derecho a pensión aumentará de 56 a 97 por ciento.

Especialistas consultados por La Razón consideran que esta reforma tiene un sentido social, ya que beneficiará sobre todo a la población de menores ingresos y a las nuevas generaciones, como los llamados millennials.

A 23 años de vigencia, el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) considera actualmente que el trabajador tiene que cubrir mil 250 semanas de cotización para recibir una pensión garantizada, lo que equivale a 24 años de trabajo continuos.

Las aportaciones para el retiro son tripartitas: trabajador, patrón y gobierno, las cuales en conjunto representan 6.5 por ciento del salario, y a la edad para ejercer el derecho a pensión de retiro por cesantía en edad avanzada es a partir de los 60 años, siempre y cuando cumplan con el requisito de semanas cotizadas

La tasa de reemplazo actual o el porcentaje de ingresos que recibirá el trabajador en la jubilación respecto a los ingresos previos cuando estaba en activo es de 30 por ciento para ingresos de cuatro veces salarios mínimos.

Las tres acciones principales de la propuesta de reforma son el aumento en las aportaciones para el retiro; la disminución del requisito de semanas de cotización para alcanzar el derecho a la pensión y el incremento en el valor de la pensión mínima garantizada.

Actualmente es de 6.5 por ciento del salario y se propone que llegue a 15 por ciento de manera paulatina a lo largo de ocho años. La contribución patronal se incrementará de 5.15 por ciento vigente en la actualidad, hasta 13.875 por ciento.

Gráfico

La aportación del Gobierno, actualmente de 0.225 por ciento del salario más una cuota social, sin incrementar su monto total se transforma en una cuota social concentrada en los trabajadores de menores ingresos (con ingresos equivalentes a cuatro veces la Unidad de Medida y Actualización, UMA).

La aportación del trabajador no se modifica, queda en 1.125 por ciento.

Con el incremento en las aportaciones se elevaría la tasa de reemplazo 40 por ciento en promedio, y alcanzando 103 por ciento para trabajadores con un ingreso de un salario mínimo y 54 por ciento para trabajadores con un ingreso de cinco salarios mínimos.

La iniciativa propone reducir de mil 250 semanas (25 años seguidos) a 750 semanas (15 años) el requisito para obtener una pensión garantizada y después se elevará gradualmente, en un periodo de 10 años, a mil semanas (19 años).

Con esta reforma se fortalece la pensión garantizada (a la que tiene derecho un trabajador después de cumplir con los requisitos previstos en las leyes) al incrementar el valor de la pensión de un promedio actual de tres mil 289 pesos (80 por ciento de un salario mínimo) a un valor promedio de cuatro mil 345 pesos.

Esta pensión mínima garantizada se otorgará en función de la edad, las semanas cotizadas y el salario base de cotización, pudiendo llegar hasta el 220 por ciento del salario mínimo vigente actualmente.

Con ello, 34 por ciento de trabajadores que alcanza a tener pensión garantizada subirá a alrededor de 82 por ciento.

ley para jóvenes. El abogado laboralista Alejandro Avilés Gómez, consideró que esta reforma puede denominarse como “Ley millennial”, ya que pretende que quienes tengan 750 semanas de cotización accedan a una pensión mínima garantizada, que podría ascender a de cuatro mil 345 pesos.

“En principio la iniciativa está dirigida a un sector de la población que a mediano y largo plazo estaba condenada a tener una pensión de miseria, como son los millennial”, estimó el también asesor jurídico del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM).

Si bien la mayor cantidad de pensión que recibirán los trabajadores mexicanos con esta reforma no resuelve los problemas de fondo del sistema, “es un buen principio” porque éste requiere de una modificación mucho más profunda, como incrementar la edad de jubilación, pero “ése es un tema al que no se ha querido entrar”.

  • El dato: La edad de jubilación actual de 60 años para obtener una pensión garantizada por tres mil 289 pesos mensuales, para lo cual hay que cubrir mil 250 semanas de cotización.