Miércoles 20.01.2021 - 22:33

Jugueteros resienten embates del Covid-19

Reyes Magos hacen un esfuerzo para cumplir ilusiones

La industria juguetera mexicana indicó que 2020 fue un año muy difícil y complicado; lucha entre juguetes artesanales y nuevas tecnologías, continúa 

cuartoscuro_793103_impreso
FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COMFoto: Cuartoscuro
Por:

Tradicionalmente, el seis de enero de cada año está marcado por la llegada de los Reyes Magos en México, en donde hay 38.3 millones de niñas, niños y adolescentes de entre cero y 17 años, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Este 2021, los Reyes Magos harán un esfuerzo adicional al entregar juguetes con Sana Distancia y cubrebocas: destinar dinero para llevar regalos a los niños, aunque su situación económica no pase por el mejor momento.

“Mis hijos sí van a tener Reyes. Si para nosotros fue pesado soportar estar encerrados y con limitaciones, porque me bajaron el sueldo, imagínate a los niños que de repente los dejaron sin ver a sus amigos en la escuela. Es un esfuerzo que voy hacer, porque los quiero ver felices”, explicó Ingrid Mendoza, mamá de dos pequeños de cinco y nueve años de edad, habitantes del Estado de México.

En charla con La Razón, dijo que tiene conocimiento que los juguetes que pidieron sus hijos tienen un valor conjunto de entre mil y dos mil pesos. Por eso, ahorró parte de su aguinaldo. Aseguró que aún le faltan algunos, porque se confío en que podría adquirirlos por estas fechas, pero “con eso de que cerraron todo otra vez, temo ya no encontrar”.

Una encuesta elaborada por Statista informó que 17.2 por ciento de los mexicanos destinará entre 501 pesos y mil pesos para los regalos del seis de enero; otro 15.1 por ciento gastará menos de 500 pesos; y 14.9 por ciento desembolsará entre 1,001 pesos y 1,500 pesos.

El confinamiento no sólo afectó a los Reyes Magos, sino que en general a la industria del juguete se ha visto afectada. Así lo declaró Miguel Ángel Martín González, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria del Juguete (Amiju).

Por la Sana Distancia, muchas familias se han privado de adquirir juguetes.Foto: Cuartoscuro

El representante de la industria juguetera mexicana indicó que 2020 fue un año muy difícil y complicado, en el que han privilegiado la salud de sus empleados, seguida de la de sus proveedores y al último “la salud financiera de nuestras empresas, como debe de ser”.

Según el Inegi, las empresas medianas y grandes concentran 89.6 por ciento de la producción de la Industria del juguete y 71 por ciento del empleo. El índice de la producción de la fabricación de estos productos mostró un desempeño decreciente en los últimos años, al pasar de 95.3 en 2016 a 78.5 en 2018, el último dato disponible.

Tuvimos semanas en las que tuvimos que dejar de operar y esta pandemia ha dejado claroscuros, traíamos índices de ventas muy altos. Esperamos una recuperación muy importante en el tiempo que resta para el seis de enero. Está la esperanza de recuperar lo que se perdió a lo largo del año

Martín González

En este sentido, la Amiju tiene dos escenarios para este año: el optimista, en el que esperan registrar sólo la pérdida de 15 por ciento de las ventas anuales; mientras que la pesimista es mantener las bajas comercializaciones en 20 por ciento.

Cabe mencionar que de los insumos que utiliza la industria del juguete para su producción, 46.7 por ciento son de origen nacional y 53.3 por ciento son importados, por lo que también se vieron afectados por el cierre de fronteras que se presentó en el segundo trimestre del año ante la implementación de la Jornada de Sana Distancia antiCovid-19.

Al tercer trimestre de 2020, las ventas internacionales de juguetes, juegos y artículos para recreo o deporte; sus partes y accesorios; fueron 322 millones de dólares, siendo las entidades federativas con más ventas Nuevo León, con 243 millones de dólares; seguido de Jalisco, con 31.8 millones de dólares; y Baja California, con 20.7 millones de dólares, de acuerdo con datos de DataMéxico.

La Amiju afirmó que dependen mucho del último esfuerzo que se hace hasta el seis de enero, pues aunque se tiene la pandemia encima, esperan distribuir de la mejor manera posible los juguetes.

“Hay apetito del público. Los niños también enfrentaron un reto fuerte con la pandemia, no hay que robarles sus ilusiones de los Santos Reyes. Es una época muy emocionante para los niños. Estamos en un momento muy difícil, pero todos estamos haciendo un esfuerzo para mantenerla de pie”, subrayó.

La mayoría de los mexicanos van a destinar entre 500 y mil pesos para los regalos de Reyes.Paulina Hernández, La Razón

 JUGUETES A DOMICILIO SIN CAMELLO, ELEFANTE O CABALLO

La Asociación Mexicana de la Industria del Juguete indicó que los retos para 2021 están enfocados al desarrollo y la innovación de nuevos productos que se adapten a las nuevas tendencias del consumidor.

Afirmó que durante la pandemia se incrementó la adquisición de juegos de mesa y rompecabezas; así como la venta por canales digitales, los cuales representan 10 por ciento de su comercialización total.

Ángeles Flores, habitante de la zona norte de la Ciudad de México, pidió los juguetes de su hijo vía Mercado Libre. Este próximo seis de enero, su pequeño de cuatro años verá una motocicleta de juguete debajo de su árbol de Navidad.

Los artículos tecnológicos son preferidos por los niños.Paulina Hernández, La Razón

El cierre de establecimientos la orilló a recurrir a las compras online, pues anteriormente visitaba tiendas de autoservicio un domingo antes del 6 de enero para revisar los futuros regalos de los Reyes Magos.

“Mi hijo no se puede quedar sin sus Reyes, es una ilusión que tiene, porque al fin y al cabo él no sabe todo lo que está pasando. Además, comprando en línea ya nada más espero que me lo traigan y no me expongo con tanto contagio que hay”, dijo en breve charla con este medio.

El valor de mercado del comercio electrónico mexicano alcanzó los 14 mil 500 millones de dólares en 2019. Esta cifra refleja un incremento de cerca de 32 por ciento con respecto al año anterior, cuando el comercio online estaba valuado en alrededor de 11 mil millones de dólares, señaló Statista.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO) señaló que los marketplaces relacionados con juguetes tienen un incremento en términos de visitas, incluso similares a los observados a inicios de julio o el día del niño conduciendo a una tendencia positiva para el último trimestre del año.

La adquisición de Juguetes para el Día de Reyes inició con las compras del Buen FinPaulina Hernández, La Razón

JUGUETES ARTESANALES SOBREVIVEN A LAS NUEVAS TENDENCIAS

El Taller Tlamaxcalli Juguete Artesanal y Cartonería es de los pocos lugares en la Ciudad de México que sobreviven a la industrialización del sector. Muñecas, figuras de todos los tamaños y colores, así como carros, calaveras, y otras creaciones de diversos tamaños y texturas, cuelgan y adornan este espacio ubicado en la Colonia Roma de la capital.

Aun con industrialización el de fabricación artesanal como es el de madera tiene predilección en algunas personas.Foto: Cuartoscuro

Alvaro Santillán, artesano del taller, contó que los juguetes que se venden en tiendas departamentales no permiten el desarrollo de la imaginación de los niños. En cambio, los artículos que ellos fabrican con sus manos, llevan emociones personales y la intención de que los niños pasen horas explorando las posibilidades de juego.

Su canal de distribución son museos, tianguis artesanales y mercados, porque tampoco tienen muchos espacios para vender el juguete artesanal, aunque el taller es el punto de venta con más transacciones.

Mucha gente se enoja, porque a veces no tenemos ciertos juguetes. Un día hicimos títeres y cuando se acaban decidimos hacer otra cosa. Nosotros no queremos ser una fábrica. Si se acaba, tiene que esperar a que tengamos ganas de hacer un tipo de juguete, porque en ese momento tenemos otro. Queremos ser siempre un taller en donde siempre estemos creando

Alvaro Santillán

Sus productos van desde 30 pesos hasta 300 pesos en todos los juguetes, porque la idea es que sea económico para que los niños puedan tener uno. Al igual que la industria del juguete, desde octubre hasta el 6 de enero es su temporada fuerte.

Ante la pandemia, a la cual refirió como que “no sabemos cómo le hicimos para sobrevivir”; el Taller Tlamaxcalli Juguete Artesanal y Cartonería espera que sus clientes vayan a su sede a consumir sus productos.