“Kavak, y algunas otras, generan una nueva competencia..."

Startups fomentan mejor competencia: AMDA

El directivo mencionó que el unicornio mexicano, así como otras compañías tecnológicas, genera una sana competencia

fintech_clara_
Fintech mexicana ClaraFoto: Especial
Por:
  • Ana Martínez

Las plataformas digitales dedicadas al sector automotriz, como la fintech Kavak, son un impulso para la competencia dentro del mercado, ya que obliga a las firmas tradicionales a mejorar su oferta, destacó Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA). 

El directivo mencionó que el unicornio mexicano, así como otras compañías tecnológicas, genera una sana competencia, porque elevan el interés, la inversión y la atención de los distribuidores y las mismas marcas automotrices en favor de los consumidores. También benefician a un mercado secundario, abundó. 

“Kavak, y algunas otras, generan una nueva competencia. No es una amenaza que ponga en riesgo la existencia del negocio de compra-venta de vehículos seminuevos dentro de las distribuidoras. Sin duda, en los autos seminuevos hay una revolución mercadológica con la participación de estas empresas”, mencionó el director general adjunto de la AMDA. 

La semana pasada Kavak dio a conocer que multiplicó su valuación de cuatro mil millones de dólares a 8.7 mil millones de dólares, con lo que se convirtió en la segunda startup más valiosa de Latinoamérica. Actualmente cuenta con más de cuatro mil 700 empleados, 40 centros logísticos y de reacondicionamiento en México, Brasil y Argentina. 

La AMDA consideró que el mercado de esta plataforma está más relacionado a la atención del mercado informal, aunque los agentes tradicionales deben trabajar en innovación, como optimizar las plataformas de valuación y financiamiento, para no quedarse atrás en el mercado automotor mexicano. 

Pese a este cambio que trajo consigo las fintech, Guillermo Rosales no espera que en el corto plazo se pueda comprar un automóvil sin el contacto físico y que lo puedan enviar a domicilio. 

“Se seguirá incrementando la participación (de la tecnología) en las diferentes fases del negocio. Pero en la venta de vehículos nuevos no veo cercano el punto en el cual pidas un automóvil a una distribuidora como ahora se pide una hamburguesa o una pizza. Eso lo veo lejano, pero sí habrá una mayor evolución en todas las fases previas a la entrega del producto”, afirmó.