México-EU-Canadá

T-MEC: Confía IP en resolución favorable de la interpretación de la regla de origen automotriz

“Es un tema que se aclarará y que todos nos pondremos de acuerdo fácilmente, porque estamos muy integrados ", destacó el director general del COMCE

tmec
Dentro de los pendientes del T-MEC también se abordaron las demandas laborales y el tema energéticoFoto de archivo
Por:
  • Ana Martínez

A un año de la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), los temas que quedan pendientes son el energético, laboral y automotriz, siendo en este último la interpretación de la regla de origen el que seguramente se resolverá con diálogo, expresó Fernando Ruiz Huarte, director general del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE).

En videoconferencia de prensa, el experto habló sobre las diferencias entre México y Estados Unidos sobre la interpretación de la regla de origen del sector automotriz. Dijo que mientras nuestro país considera que se cumple el contenido regional con piezas que le compra a la nación americana, éstos piensan que todos los insumos de un auto deben producirse en el mismo territorio.

La regla de origen, integrada en el Capítulo 4 del T-MEC, establece un incremento en el contenido regional automotriz de 62 por ciento a 75 por ciento en los primeros tres años desde la entrada en vigor del acuerdo; no obstante, diversas armadoras se adhirieron a una prórroga para aplazar su cumplimento, por lo cual no se han visto graves afectaciones por la distinta interpretación, señaló Huarte Ruíz.

Descartó que a la fecha ya existan diferencias o se piense en una demanda por parte de México a Estados Unidos, debido a que de no establecerse la lectura adecuada, tal cual se acordó en el T-MEC, se interrumpirían las cadenas de valor automotrices.

“Es un tema que yo pienso que se aclarará y que todos nos pondremos de acuerdo fácilmente, porque estamos muy integrados en la industria automotriz. Entonces esto afectaría en la integración regional que está buscando el T-MEC. Hasta hoy se está en pláticas sobre las distintas maneras de interpretación de las reglas”, explicó.

De acuerdo con información de Bloomberg, la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, viajaría esta semana a Washington para reunirse con su contraparte Katherine Tai, representante comercial de Estados Unidos, para aclarar el tema. 

T-MEC: Se esperan más demandas laborales en contra de México

Otro pendiente del T-MEC, consideró el Comce, es lo referente al tema laboral. Incluso, Verónica Bravo Polo, directora para América del Norte del organismo empresarial, consideró que podrían darse más demandas laborales contra el país

Comentó que es necesario que todas las empresas aceleren sus procesos para la integración y participación de sus trabajadores y sindicatos para modernizarse. 

"Se están llevando a cabo, pero a un ritmo lento, sobre todo porque hay una gran cantidad de sindicatos que tienen que actualizarse, probablemente se podrían seguir dando algunas demandas", aseveró.

El Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del T-MEC fue estrenado contra México, ya que Estados Unidos demandó en dos ocasiones a nuestro país por presuntas violaciones a los derechos de los trabajadores en las plantas automotrices de General Motors, en Silao, Guanajuato; y Tridonex, en Matamoros, Tamaulipas. 

T-MEC: Hay nerviosismo en el sector energético

Por último, Fernando Ruiz Huarte indicó que el tema energético es otro pendiente que queda en el T-MEC a un año de su implementación. 

Mencionó que hay cierta inquietud por parte de las autoridades americanas y canadienses sobre el cambio en las reglas del juego para las empresas que ya invirtieron, tanto en el tema de generación de energía como en el de hidrocarburos

"Lo que nos han comentado es que hay preocupación sobre qué va a pasar, qué cambios habrá y cómo les pueden afectar. Hasta hoy no se han visto afectados, pero en este momento es que si hay un stand by hasta no saber qué pasa en estos sectores", abundó.

Por su parte, Verónica Bravo advirtió que sí existe nerviosismo por parte de empresarios canadienses que han invertido en el sector energético y evalúan cómo pueden continuar o permanecer con esas inversiones en el país. "Son temas que están en la mesa todos los días", dijo.