Llega a 3.3 millones en 2019

Crece trabajo infantil en dos años; engrosan filas 100 mil

Desigualdad y pobreza, causas del empleo de menores, dice la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde; dos millones laboran en ocupaciones no permitidas

MÉXICO
Trabajo infantil.Foto: Archivo.
Por:
  • Ana Martínez

En 2019, primer año de Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el trabajo infantil en México fue realizado por 3.3 millones de niños y jóvenes de entre cinco y 17 años de edad, lo que representó 100 mil más de los que se tenían en 2017, de 3.2 millones, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). 

A través de la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) 2019 se detalló que la población infantil de cinco a 17 años en México fue de 28.5 millones; por lo que los niños y jóvenes que trabajaron representaron 11.5 por ciento del total. 

Ante estos resultados, la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa María Alcalde Luján, precisó que para eliminar el trabajo infantil es necesario entender sus causas, como son la desigualdad y la pobreza, ya que los niños tienen que salirse de estudiar para apoyar con los ingresos en sus hogares.

“Los programas del bienestar que atienden a esas poblaciones vulnerables forman parte de la estrategia que se hace desde el Gobierno, enfocadas sobre todo en las familias campesinas. En esta administración hicimos una reingeniería del gasto público, eliminando privilegios y corrupción para poner en marcha la política de bienestar”, dijo. 

El trabajo infantil en MéxicoFoto: Especial

En videoconferencia en la que se presentaron los resultados de la encuesta, destacó la contribución del programa de becas para erradicar el trabajo infantil, así como apoyos a madres trabajadoras.

Sin embargo, apuntó, la ENTI 2019 también reveló que en los primeros dos años de Gobierno no disminuyó significativamente el empleo en menores de edad en ocupaciones no permitidas.

Indicó que dos millones de niños, niñas y adolescentes se desempeñaron en ocupaciones no permitidas, como la construcción, minería, agricultura, pesca y otras actividades rurales, que por sus características representan un riesgo para la integridad de los trabajadores. En 2017 la cifra fue de dos millones 069 mil 433 personas.

Por entidad federativa, la tasa de ocupación no permitida fue mayor en Oaxaca con 14.9 por ciento, seguido por Puebla con 12.6 por ciento y Chiapas con 11.9 por ciento. En contraparte, en Baja California Sur y la Ciudad de México se registraron el menor número de niños en estas ocupaciones, con 3.1 por ciento, cada una, así como Baja California con 3.5 por ciento.

En la división por sexo, la proporción de los niños que realizan ocupaciones no permitidas en relación es de 71.2 por ciento, y de 28.8 por ciento la de las niñas, detalló el Inegi. En tanto, la tasa de ocupación peligrosa (horarios prolongados o nocturnos, o en ocupaciones con exposición a riesgos) a nivel nacional disminuyó durante el periodo de 2007 a 2019, al pasar de 26.6 por ciento a 16.6 por ciento. 

En la videoconferencia también se dio a conocer que 20.8 millones de niños y adolescentes de entre cinco y 17 años realizaron quehaceres domésticos en sus hogares sin recibir remuneración el año pasado, de los cuales 1.5 millones los hacen en condiciones no adecuadas.

Los quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas lo realizan en menor proporción los niños, con 48.7 por ciento, en relación con las niñas, con 51.3 por ciento. “Al dividirlos según las condiciones, en horarios prolongados, 34.2 por ciento representa los niños y 65.8 por ciento, las niñas”, mencionó.

Alcalde Luján reconoció que los trabajos domésticos en condiciones no adecuadas tuvieron un ligero incremento respecto a la encuesta de 2017 (1.4 millones), por lo que se debe poner especial atención, sobre todo ahora que las mujeres tienen mayor participación en el mercado laboral.

“Existe la preocupación de la redistribución del tiempo dedicado a los quehaceres domésticos y al trabajo dentro de los hogares. Partimos de la premisa de que el trabajo social es un problema social multifactorial y que su erradicación depende del esfuerzo de múltiples instituciones e iniciativas”, mencionó.

De acuerdo con los resultados de la ENTI, a nivel estatal, la tasa de quehaceres domésticos en condiciones no adecuados más alta se registra en Oaxaca con 9.3 por ciento, Chiapas con 8.7 y Michoacán con 7.7 por ciento, mientras que la más baja está en Baja California, con 2.3 por ciento, Ciudad de México con 2.5 por ciento y Guerrero con 2.8 por ciento.

  • El dato: La Constitución Política de México prohíbe el trabajo por debajo de los 15 años, así como en labores insalubres o peligrosas, trabajos nocturnos y tiempo extraordinario.