Encabezan cebolla, papa y jitomate

Verduras por los cielos; algunas cuestan 59% más

La ANPEC comenta que la inflación provocó un cambio en los hábitos alimenticios de los mexicanos; ven lejana la llegada de la recuperación

Verduras, cigarros y transporte, lo más caro en todo enero
Verduras por los cielos; algunas cuestan 59% másFoto: Especial
Por:
  • Ana Martínez

La cebolla fue el alimento que más se encareció en el último mes, al subir su precio 17.8 por ciento, de 25 pesos a 29.4 pesos por kilo; sin embargo, en Tlaxcala y Jalisco reportó un aumento de hasta 59 por ciento y 36.6 por ciento, respectivamente, de acuerdo con la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec).

La alianza especificó que a nivel nacional, en las últimas dos quincenas el valor de la papa aumentó 40 por ciento, seguido del jitomate, con 33.33 por ciento; tomate, con 20 por ciento; arroz, con 18.75 por ciento; frijol, con 16.67 por ciento; aguacate, 16 por ciento; limón, en 14.29 por ciento; y el azúcar, en 12 por ciento, por mencionar algunos.

En general, de los 38 productos que evaluó la Anpec, 25 reportaron incrementos en su precio en el periodo referido; mientras que las botanas, los dulces, cigarros, atún y la naranja tuvieron un mejor comportamiento en la mayor parte del territorio nacional.

Sobre esta situación, los pequeños comerciantes indicaron que los consumidores enfrentan una escalada inflacionaria extendida prácticamente a todos los productos de primera necesidad.

Gráfico

Recordó que la inflación de septiembre cerró en 6.0 por ciento, la más alta en los últimos 17 meses, según reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi); aunque la no subyacente, aquella que tiene que ver con los precios de los alimentos y el costo de los servicios, estuvo por encima del 10 por ciento

“Estas cifras dan cuenta de la adversidad que atraviesan miles de hogares mexicanos en su lucha por garantizar el diario alimenticio que demanda su manutención. Las amas de casa son las responsables por excelencia de garantizar el abasto familiar, por lo que están sometidas a una presión inaudita, a una misión imposible al pretender conciliar sus reducidos ingresos y escaso poder de compra con lo encarecido de la canasta”, comentó Cuauhtémoc Rivera, presidente de Anpec.

Lamentó que los hogares mexicanos tuvieran que cambiar sus hábitos de consumo por los altos costos de algunos productos. “Dejan de comprar frutas y verduras frescas por maduras, dicen adiós a las marcas de preferencia por productos o mercancías genéricas y/o a granel, se privan de carnes y embutidos”.

Lo más grave, agregó, es que las perspectivas de recuperación cada vez son menos alentadoras, porque el encarecimiento de los energéticos; la prolongada sequía; los desastres naturales; la inseguridad, otros males, decantan un entorno de pronóstico negativo.