Sábado 28.11.2020 - 07:30

Avatar del Ángeles Aguilar

Ángeles Aguilar

Por más IEPS al tabaco y sin etiquetar dinero se hacen humo

PUNTO Y APARTE

Ángeles Aguilar
Ángeles Aguilar
Por:

¿Quién te enseñó a fumar?… A pesar de que un cigarrito puede ser un auténtico placer, la realidad es que el tabaquismo representa un innegable costo sobre la salud.

En México, de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco, unas 15.6 millones de personas disfrutan de esos pequeños incendios.

Desafortunadamente, los jóvenes encabezan la estadística de fumadores. Un 5% de ellos no alcanza la mayoría de edad, hay 684 mil niños de entre 12 y 17 años que fuman, cantidad que es 6 veces mayor para el grupo de entre 19 y 24 años.

Lo anterior tiene profundas implicaciones en los sistemas de salud. Al año más de 60 mil mexicanos pierden la vida por fumar.

De acuerdo con estimaciones del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), cuyas riendas lleva Héctor Villarreal, atender a toda la población sin seguridad social en estos padecimientos ascendería a unos 48 mil 223 millones de pesos…

¿Cigarrito?… De ahí la importancia del IEPS, impuesto que hizo su primera aparición en 1981, para acotar el consumo. Sin embargo, los esfuerzos en ese frente son insuficientes. De acuerdo con los estándares de la OMS, el impuesto a dicho producto debería rondar el 75% de su precio, lejos del 68% actual.

Ahora mismo se baraja en el Congreso una iniciativa para aumentar ese gravamen, aunque es improbable que se implemente. Al detalle, se plantea un alza de un peso sobre el componente específico para pasar de 49 centavos por cada cigarro a 1.49 por unidad y alcanzar así los estándares internacionales.

Alejandra Macías, especialista del CIEP, hace ver que ese impuesto sería progresivo, pues los niveles socioeconómicos más altos pagarían más al ser los más fumadores, mientras que en la población más vulnerable el alza de precio podría acotar el consumo en especial en los más jóvenes, en cerca del 18%.

Bajo esa óptica, los hogares pobres podrían incluso ver una mejora en sus ingresos 4 veces mayor, al reducir también su gasto de bolsillo en medicamentos y consultas y aumentar sus días de vida saludables…

Impuestos de humo… De igual forma, para las desmejoradas arcas públicas, el incremento podría traducirse en ingresos adicionales por unos 15 mil 500 millones de pesos. La recaudación por IEPS al tabaco pasaría de unos 43 mil 705 mdp a 59 mil 220 mdp.

De esta última suma, 28.5% se destinaría para las entidades federativas. Desafortunadamente, el 71% restante al no estar etiquetado podría perderse en la bolsa general de impuestos.

De ahí que el CIEP propone un aumento en los recursos etiquetados a salud, pues a la fecha apenas se destinan unos 2 mil 441 mdp a programas de prevención a las adicciones y al tratamiento de enfermedades vinculadas con el tabaquismo. En otras palabras, hoy los impuestos al tabaco se hacen humo…

Sin outsoUrcing, en riesgo 4.7 millones de empleos

Cuidado... pues 4 millones 700 mil empleos estarían en riesgo ante la propuesta del Presidente Andrés Manuel López Obrador de eliminar la figura de outsourcing.

El Centro de Estudios para el Empleo Formal (CEEF), que preside Armando Leñero, estima que apenas 20% de quienes cuentan con una plaza de este tipo podría mantener su actual posición, mientras que 80% restante saldría hacia la informalidad con lo que ese ejército pasaría de un vergonzoso 54.9% de la fuerza laboral a un 61%. De mal en peor...