Avatar del Antonio Fernández Fernández

Antonio Fernández Fernández

El derecho a votar

ANTINOMIAS

Antonio Fernández Fernández
Antonio Fernández Fernández
Por:
  • Antonio Fernández Fernández

“Alguien luchó por tu derecho al voto. Úsalo”

Susan B. Anthony

El sufragio es el derecho político y constitucional a votar los cargos públicos. El derecho a votar contiene dos derechos, uno activo que es el conferido a quienes tienen derecho a votar y otro derecho que es el pasivo, para quienes tienen el derecho a ser votados.

Realmente, el origen del derecho a sufragar es reciente en comparación con la historia de la humanidad. Se habla de que en Roma y en Grecia se tenía el derecho a votar, pero en realidad no era así; hay casos como el de los senadores romanos que votaban para elegir a su emperador, pero ese derecho no era para los ciudadanos.

El derecho a votar surge después de las revoluciones burguesas de finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, siendo las principales la Revolución Francesa y la independencia de los Estados Unidos de América, con las cuales se crean las primeras democracias y terminan las monarquías; a partir de ellas los gobernantes ya no son elegidos por Dios sino serán elegidos por los ciudadanos.

En sus inicios el voto era restringido a ciertas personas, las cuales eran censadas y elegidas por su género, capacidad económica y educación, ya que sólo los hombres podían votar, lo que hacía que fuera muy elitista el derecho a votar; sin embargo, poco a poco se fue abriendo este derecho a todos los ciudadanos.

Fue Finlandia, en el año de 1893, el primer país en conceder el derecho al sufragio universal en el mundo; en América fue Uruguay el primer país que lo concedió en el año de 1927; mientras que en 1893, Nueva Zelanda fue el primer país que otorga el derecho a votar a las mujeres, aunque es hasta 1948, mediante la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que se declara como un derecho humano que las mujeres puedan votar, por lo que México en 1953, otorga este derecho a las mujeres.

En el México posrevolucionario y durante todo el siglo XX, realmente las elecciones eran poco trascendentes porque estaban controladas por el gobierno central encarnado por el partido hegemónico, el PRI; fue hasta que las elecciones dejaron de ser coordinadas por la Secretaría de Gobernación, para ser organizadas por un órgano autónomo, el IFE hoy INE, que los votos pudieron otorgar la alternancia en el gobierno en el año 2000, mediante la victoria de Vicente Fox.

A partir de las elecciones del 2000 la lucha por el voto se ha tornado toda una batalla, donde luchan todos contra todos, con amenazas, descalificaciones, e incluso atentados; antes la Iglesia tenía un gran peso, ahora el crimen organizado se ha posicionado como un gran elector, lo cual es muy peligroso para la democracia.

Las elecciones del próximo domingo nos otorgan la oportunidad de ejercer un derecho trascendental por el cual se ha luchado por décadas, y aunque en muchos casos no sean los mejores candidatos, son los que hay y tenemos que manifestarnos libremente como un acto de civilidad.