Avatar del Arturo Damm Arnal

Arturo Damm Arnal

Inflación

PESOS Y CONTRAPESOS

Arturo Damm Arnal
Arturo Damm Arnal
Por:
  • Arturo Damm Arnal

La inflación es, o permitida, o causada, por los bancos centrales. El ejemplo que puse en el anterior Pesos y Contrapesos tiene que ver con la primera posibilidad. Supuse que el precio de A es $10, el de B $20, el de C $30; que el precio promedio (que usé en lugar del índice de precios), es $20; que la cantidad de dinero es 60 pesos, suficiente para comprar A, B y C a los precios señalados. Luego supuse que aumenta el precio de A de $10 a $15, y que el banco central aumenta la cantidad de dinero de 60 a 65 pesos, por lo que hay dinero suficiente para comprar A a $15, B a $20 y C a $30, siendo ahora el precio promedio $21.67, lo cual da como resultado una inflación del 8.35 por ciento.

El aumento en el precio de A (que puede deberse, por ejemplo, a un incremento en su costo de producción), genera una presión inflacionaria, que se convierte en inflación si, y solo si, el banco central aumenta la cantidad de dinero de 60 a 65 pesos. Si no lo hace, y la cantidad de dinero permanece fija en 60 pesos, no hay dinero suficiente para comprar A a $15, B a $20 y C a $30, por lo que, como lo expliqué en el anterior Pesos y Contrapesos, debe bajar el precio de B y/o C, baja que compensa el aumento en el precio de A. En tal caso la presión inflacionaria no se convierte en inflación. El banco central no lo permitió.

Pasemos al caso en el cual el banco central causa la inflación.

Supongamos, para seguir con el mismo ejemplo, A con precio de $10, B con $20 y C con $30; el precio promedio es $20; la cantidad de dinero 60 pesos. Supongamos que el banco central aumenta la cantidad de dinero que se intercambia, es decir, que se usa para demandar bienes y servicios, de 60 a 66 pesos, por lo que, en términos dinerarios, la demanda aumenta 10 por ciento, lo cual, si la oferta de A, B y C no aumenta en la misma proporción, ocasiona inflación.

Ahora, con 66 pesos, puede comprarse, uno de los muchos resultados posibles, dependiendo de cómo “se repartan” los 66 pesos entre A, B y C, A a $12, B a $22 y C a $32, siendo el precio promedio $22, lo cual da como resultado una inflación del 10 por ciento (22-20=2/20=0.1x100=10).

Otro de los resultados posibles podría ser A a $10, B a $23 y C a $33, siendo el precio promedio $22, lo cual resulta en una inflación del 10 por ciento.

Uno más de los resultados posibles podría ser A a $10, B a $20 y C a $36, siendo el precio promedio $22, lo cual da como resultado una inflación del 10 por ciento.

En este ejemplo el banco central, al incrementar injustificadamente la cantidad de dinero que se intercambia en la economía, causa la inflación, la pérdida en el poder adquisitivo del dinero y, por lo tanto, del trabajo.

¿Cuándo se incrementa injustificadamente la cantidad de dinero que se intercambia en la economía? La respuesta mañana.

Continuará.