Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Padres que violan

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
Bibiana Belsasso
Por:
  • Bibiana Belsasso

Hace unos días el actor y cantante Ricardo "C" fue detenido luego de que su exesposa lo acusara ante la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales, por el abuso sexual contra su propia hija, Valentina, de 14 años.

La denuncia había sido presentada desde diciembre pasado ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), y fue ahí donde se iniciaron las investigaciones.

A la hija de Crespo se le practicaron todos los estudios físicos y psicológicos que han servido de evidencia de que sí ocurrió el abuso, y se mostró que, además, su padre le mostraba contenido pornográfico.

Fue difícil hacer la denuncia, y es muy común que suceda. Los niños y niñas que sufren abuso siendo muy chiquitos lo ven como un acto normal, no logran identificar la maldad, y eso es lo que le ocurrió a Valentina, hija del actor.

A través de sus redes sociales publicó una corta declaración, en donde estaría confirmando los cargos que se le imputan a su padre.

“Gracias por todo el apoyo y mensajes sobre el tema de mi papá, pido prudencia y respeto sobre el tema, es un tema delicado. Me costó mucho hablar de esto y aún estoy en el proceso de recuperarme emocionalmente. #nomoresexualabussing #noestassola #notequedescallada”, escribió Valentina en sus historias de Instagram.

Por ahora, el actor ingresó al Reclusorio Sur y ya fue vinculado a proceso, permanecerá bajo prisión preventiva oficiosa y se fijaron tres meses para el cierre de la investigación complementaria.

Éste es sólo un ejemplo de los miles de casos de abuso sexual que se cometen en contra de menores de edad.

Hoy Valentina quiere hacer una campaña para apoyar y concientizar a los menores de edad que pudieran estar en una situación como la de ella; y es que, a nivel mundial, México ocupa el primer lugar en abuso sexual infantil, con 5.4 millones de casos por año.

La gran mayoría de los violadores son cercanos a las víctimas. Abuelos, padrastros, tíos, primos, maestros, sacerdotes, padres y gente que trabaja en el hogar.

Es muy difícil para alguien que ha sido sometido a abuso sexual poderlo decir; muchas veces ni siquiera distinguen entre lo que es correcto o no, y empiezan a ver estos acercamientos como algo normal.

Cada acto de acoso o violación trastoca una vida de un ser humano, y lo peor de todo es que alguien que es un acosador casi siempre llega a tener hasta decenas de víctimas en su vida.

A dónde acudir

La fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales de la Fiscalía capitalina, ubicado en la colonia Doctores, y la Procuraduría para la Defensa de los Menores en Santa Cruz Atoyac, son espacios donde se puede denunciar.Foto: Especial

Por eso es muy importante creerles a los menores de edad cuando aseguran que están siendo sometidos a estas prácticas. Los niños no mienten en estos temas.

Al inicio de la pandemia, acudí a la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales de la FGJCDMX.

Separados de las víctimas, estaban detenidos varios hombres acusados de abuso sexual. Me llamó la atención darme cuenta de que esos hombres parecían abuelitos, tíos o padres amorosos. Todos con cara de ser ellos las víctimas. Por eso es tan difícil de denunciar a estos sujetos, sobre todo cuando hay un vínculo con ellos.

Ahí platicamos con la maestra María Concepción Prado García, entonces titular de esa Fiscalía, quien insistió que a los niños hay que creerles, y lo difícil que es para ellos denunciar.

BB: Muchas de las violaciones, sobre todo en niños, principalmente antes de los 15 años, se dan dentro del hogar o con maestros, en un núcleo que protege al violador.

MPG: Has tocado un punto que a mí en lo personal es algo que me lastima muchísimo, porque los menores de edad son los más afectados en cuanto a que no tienen esa posibilidad, como bien dices, de defenderse. Desgraciadamente sí se detecta que la mayoría de las agresiones sexuales son en el seno familiar, afortunadamente ahí lo que hace la Fiscalía es difundir, en este caso en escuelas o en lugares donde los menores de edad puedan recibir esa orientación, que cuando son víctimas, por ejemplo, se acerquen a los profesores, a quien más confianza le tengan, y pueden acercarse con nosotros. Si bien ante un delito sexual es necesario que acuda en este caso el padre, la madre o algún tutor, lo cierto es que también hay instancias, como en este caso la Procuraduría para la Defensa de los Menores, donde pueden asistir con el menor a denunciar una agresión sexual. Recibimos inclusive denuncias vía telefónica o por correo electrónico, hemos impartido clases a los profesores y también a los abogados que asesoran a los directores de las escuelas a manera de que ellos puedan difundir, inclusive a los mismos alumnos, para que en cuanto acontezca uno de estos hechos no se queden callados y acudan con nosotros; les vamos a dar la protección que ellos se merecen aquí, porque nadie debe tocar nuestro cuerpo y mucho menos el de un menor de edad.

BB: Un maestro puede hacer una llamada anónima y ustedes pueden iniciar la investigación.

MPG: Claro que sí, nuestro Código Nacional nos permite que en algún momento podemos iniciar una carpeta y la Policía de Investigación puede constituirse en una escuela, si ahí estuviera un menor de edad, acudir a entrevistarse con el director y, en este caso, hacer las acciones correspondientes. ¿Por qué?, porque nosotros debemos ponderar por el derecho de los niños, protegerlos, salvaguardar su integridad física y, bueno, llegarían aquí a la Fiscalía y nosotros trataríamos de ver si hay un familiar alterno en su momento y si fuera ahí el lugar de la agresión, nosotros vamos a ponderar para que ellos acudan a algún albergue, alguna instancia que puedan tener, sobre todo, la atención de techo, un hogar y comida.

BB: ¿Se puede investigar el delito sexual contra menores sin denuncia?

MPG: Si, tenemos esa obligación de investigar, porque son delitos, sobre todo si hablamos de una violación o un abuso sexual, hay que recordar que se trata de delitos graves.

Si bien es cierto que no existen cifras actualizadas, todos los reportes indican que los abusos se incrementaron durante el confinamiento.

Incluso, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) informó que durante la pandemia en México se incrementó 117% la actividad de pornografía infantil, así como la comercialización o prostitución de niños.

De acuerdo con el coordinador nacional de Protección Infantil de Aldeas Infantiles SOS México, Efraín Guzmán García, por cada mil casos de abuso sexual a menores de edad, solamente se denuncian 100; de éstos, únicamente 10 van a juicio y después, sólo un caso llega a una condena.

Valentina ha sido muy valiente, ojalá los niños que sufren acoso sigan su ejemplo, alcen la voz, denuncien, porque estos pederastas deben de ser castigados, y ellos, rescatados.