Avatar del Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Las redes del narco ligadas a Maduro

BAJO SOSPECHA

Bibiana Belsasso
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Bibiana Belsasso

Alex Saab Morán, uno de los hombres mas cercanos a Nicolás Maduro, acusado de ser su prestanombres y de tener relación con el narcotráfico es extraditado a los Estados Unidos.

Lo extraditan a EU

alex saab comparecerá hoy ante un tribunal de Florida; ayer, el sitio Arrests.org difundió una fotografía del empresario.Foto: Especial

A Saab lo detuvieron hace un año y poco más de cuatro meses mientras estaba en Cabo Verde África, finalmente enfrentará la justicia de los Estados Unidos.  Llegó este sábado 16 de octubre a la ciudad de Miami, Florida, procedente de Cabo Verde, África, donde permanecía desde el 12 junio de 2020 en arresto domiciliario, tras un largo proceso de extradición.

El abogado y empresario de Barranquilla, Colombia, pero con orígenes libaneses, fue detenido en el país africano cuando se dirigía hacia Irán, pero hizo escala en esta zona, según él con la intención de cargar gasolina, sin embargo, las autoridades de Cabo Verde le impidieron la salida debido a la ficha de interpol en su contra.

En ese momento el gobierno venezolano de Nicolás Maduro dijo que Saab se encontraba en una misión diplomática, incluso tiempo atrás le dio la nacionalidad venezolana, el título de embajador. Maduro tachó su detención como de “secuestro”.

Incluso en un intento de proteger a Saab, fue nombrado parte del cuerpo diplomático en Venezuela y negociador en la mesa con la oposición venezolana que se celebraría aquí en México.

Venezuela quería que México intercediera con Estados Unidos en la defensa de Saab, cosa que no ocurrió, por que no hay forma de defender aun hombre como Saab.

Ahora Venezuela dijo que suspende su participación en las negociaciones con la oposición que se reanudarían este fin de semana en México, en una clara afrenta al gobierno mexicano.

El anuncio lo hizo el jefe de la delegación del oficialismo, Jorge Rodríguez, quien señaló que no acudirán a la ronda prevista para el domingo.

El gobierno venezolano en septiembre incluyó a Saab, aunque estuviera arrestado, como miembro de su equipo negociador en conversaciones con la oposición en México, donde las dos partes buscan resolver su crisis política.

Saab es acusado de lavado de dinero y de ser el prestanombres de Maduro, de manejar una amplia red de narcotráfico y recibir adjudicación directa de contratos millonarios del gobierno venezolano.

Con el anuncio de su extradición, las reacciones no se hicieron esperar:

El gobierno de Venezuela reaccionó con un comunicado del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información, publicado en Twitter en la tarde del sábado. Calificó la extradición de Saab como un “secuestro del diplomático venezolano”.

Por su parte, el presidente de Colombia, Iván Duque, dijo en su cuenta verificada de Twitter que la extradición “es un triunfo en la lucha contra el narcotráfico, el lavado de activos y la corrupción”.

Carlos Vecchio, miembro del equipo de Juan Guaidó en Washington, afirmó que “no hay intocables”.

La importancia de la detención de Alex Saab radica en que puede ser una pieza clave en la red de narcotráfico en la que Estados Unidos vincula a Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, vicepresidente del partido oficialista en Venezuela y Vladimir Padrino, ministro de defensa del mismo país.

De acuerdo con las investigaciones del Departamento de Justicia de la Unión Americana, existe una "conspiración para el narcoterrorismo" entre el llamado cartel de Los Soles, conformado por autoridades venezolanas y liderado por Maduro, que reciben apoyo de la guerrilla, específicamente las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, las FARC.

En marzo de 2020, el entonces fiscal general de Estados Unidos, William Barr, informó de los cargos criminales por narcotráfico contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y otras 14 personas ante tribunales de Nueva York, Miami y Washington DC.

Ofreció una recompensa de 15 millones de dólares y sumó a las acusaciones que Maduro recibió cinco millones por parte de las FARC en 2006, cuando era canciller en el gobierno de Hugo Chávez.

Mientras que por Diosdado Cabello la recompensa es de 10 millones de dólares, por también liderar la red de narcotráfico.

Aunque los cargos fueron interpuestos el año pasado, las acusaciones de Estados Unidos vienen de tiempo atrás donde aseguran que el régimen de Venezuela, con Nicolás Maduro a la cabeza, sigue infectado por la criminalidad y la corrupción.

Estados Unidos asegura que durante más de 20 años Maduro y un alto número de aliados conspiraron supuestamente con las FARC provocando que toneladas de cocaína entraran y devastaran comunidades estadounidenses.

Incluso Geoffrey Berman, fiscal del distrito sur de Nueva York indicó que “Maduro y su grupo utilizaron deliberadamente la cocaína como arma.”

El cártel de “Los Soles” recibe el nombre de la insignia que llevan en el uniforme militar venezolanos y es que en su mayoría este cártel tiene células lideradas por mandos del Ministerio de la defensa.

Por ello su titular, Vladimir Padrino, es acusado de conspirar para distribuir cocaína a bordo de un avión registrado en Estados Unidos de 2014 a 2019.

Este cártel no se limita al tráfico de drogas, incluye el contrabando de gasolina, la minería ilegal y otros esquemas de corrupción, entre los que se destaca el narcotráfico.

No es un grupo jerárquico, sino más bien una red suelta de células dentro de las ramas castrenses principales en Venezuela: el ejército, la marina, la fuerza aérea y la Guardia Nacional, de los rangos más bajos a los más altos, que funcionan básicamente como organizaciones narcotraficantes.

El principal papel del ejército venezolano en narcotráfico es permitir el paso seguro de los cargamentos de cocaína, así como aprobar el arribo y salida de las aeronaves que transportan la droga hacia otros países.

Varios involucrados en esta red de narcotráfico han caído, entre ellos, Efraín Antonio Campo Flores, de 31 años, y Francisco Flores de Freitas, de 32, sobrinos de la primera dama de Venezuela y esposa del presidente, Nicolás Maduro, la senadora Cilia Flores.

Ellos fueron condenados en 2017 a pasar 18 años de cárcel por un tribunal de Nueva York por conspirar para importar a Estados Unidos 800 kilos de cocaína.

Durante el juicio de los sobrinos políticos de Maduro se reveló una conversación del 26 de octubre de 2015 en Caracas con agentes encubiertos de la DEA. Ahí, Efraín Antonio Campo Flores reconoció que en el país opera el Cártel de los Soles.

Otro ex mando militar y un ex alto funcionario también cayeron ante la justicia estadounidense y su proceso está abierto.

A ellos se suma la reciente extradición de Alex Saab, a quien, en julio de 2019, el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó cargos contra el y otro empresario colombiano, Álvaro Enrique Pulido, por supuestamente haber lavado hasta 350 millones de dólares que obtuvieron a través del sistema de control cambiario en Venezuela.

Su llegada al régimen chavista comenzó con Hugo Chávez y los acuerdos de paz en Colombia, así fue como llegó a la cúpula chavista, que perduró con el relevo: Nicolás Maduro.

Hoy, ya esta detenida en Estados Unidos, uno de los principales operadores de Nicolás Maduro, quien tendrá que revelar información muy valiosa del sistema de corrupción en la dictadura de Venezuela.

Mientras tanto es una señal, que el gobierno venezolano este molesto con México por no haber defendido a este impresentable.