Avatar del Carlos Urdiales

Carlos Urdiales

Dos años frente al micrófono

SOBRE LA MARCHA

Carlos Urdiales
Carlos Urdiales
Por:
  • Carlos Urdiales

Hoy México goza de un sistema de salud pública equiparable a los del Reino Unido, Dinamarca o Canadá. Hoy México vive en paz, la seguridad pública regresó luego de la degradación neoliberal que corrompió al país.

La economía se recupera. En dos años de este Gobierno, las raíces de la transformación son profundas. No hay retorno.

La corrupción arriba se acabó. La transparencia en la administración pública se independizó de instancias externas y costosas para garantizar al ciudadano conocer el destino de dineros y asuntos públicos, admirar los criterios con los que gastamos a través de más adjudicaciones directas y menos licitaciones abiertas.

En el mundo, todos los días, la pandemia de Covid-19 demanda capacidad de reacción y adaptación. Las ciencias, conservadora y liberal, exploran desde marzo rutas distintas; aprenden. En México la estrategia contra la pandemia no se altera. Los resultados dan cuenta del éxito de un gobierno simplemente honesto.

La politiquería estimulada por las elecciones del próximo año y los apetitos de nostálgicos de la corrupción fabrican campañas mediáticas que pretenden (sin éxito) distorsionar la realidad. Confundir con otros datos. Salud, economía y seguridad; todo avanza conforme la hoja de ruta de la 4T.

Transformar implica romper moldes, quitarse máscaras, confrontar a puros con impuros. No hay otros. Hoy sabemos que lo importante nunca debió ser el crecimiento del Producto Interno Bruto. Crear riqueza es una utopía neoliberal incapaz de producir lo importante; felicidad.

Cuantificar, conocer, medir para corregir o simplemente persistir también requiere desde hace dos años, menos recursos y menos retórica fifí. El Gobierno federal informa todas las mañanas, en voz del Presidente López Obrador, la marcha del país.

Veracidad blindada contra insidias, pasquines inmundos, periodistas corruptos, hipócritas que hoy indagan yerros y pifias imaginarias en la 4T, cuando callaron frente a la vorágine neoliberal de los seis sexenios pasados.

Diálogo circular de tú a tú entre el poder y su pueblo. Nuevos informadores que a través de las benditas redes sociales coadyuvan a la creación de una sociedad avispada, crítica y participativa.

Hoy, a pesar de todo, la felicidad aumenta. Al tiempo la moral pública se reconstruye con la guía ética de los preceptos morales endémicos de esta nación infinita.

La honestidad permea a todos. La paz se recupera y los responsables de tan sencillos, pero nobles logros, hoy buscan nuevas posiciones de servicio, no de poder. Candidatos que sólo anhelan la emancipación del pueblo.

El Foro Económico Mundial difundió una lista acerca de países que han pagado por adelantado dosis suficientes de vacunas contra Covid-19. No han firmado promesas de compra. México está en el lugar 18 de la fila, detalle sin trascendencia.

Las finanzas públicas que la erradicación de la corrupción nos ha revelado, permiten junto con donativos voluntarios de burócratas que mientras menos ganan, más dan; pagar lo que haga falta. Para tener y repartir. Vacunas o medicamentos. Servicios o insumos.

Dos años frente al micrófono y una popularidad que se aflige, pero no afloja.