Daniel Alonso

El juicio de Santiago

ARQUETIPO FUTBOL

Daniel Alonso
Daniel Alonso
Por:
  • Daniel Alonso

Hace unos meses, el americanismo soñaba de la mano de Santiago Solari con recuperar la grandeza que presume torneo a torneo. Un técnico con porte europeo, con el sello del Real Madrid en su pasaporte, tanto como jugador como entrenador (de paso fugaz y también tormentoso); apenas daba sus primeras ruedas de prensa y las sensaciones eran las mejores. Todo esto se reforzó con los puntos obtenidos en su primera fase regular en la Liga MX y un segundo lugar en la tabla general nada despreciable.

Entonces apareció Pachuca en cuartos de final y eliminó con una dosis extra de drama por el gol de visita al equipo de Solari en la cancha del Estadio Azteca. Sin mucho escándalo, el técnico, el club y la propia afición aceptaron la poca expertise del argentino en el futbol mexicano y, sobre todo, en los duelos a eliminación directa. Borrón y cuenta nueva para el siguiente torneo y las Águilas de Solari nuevamente dominaron la fase regular; líderes del torneo y ahora con la experiencia del pasado y ya sin la regla de gol de visitante, el examen para Santiago Solari sería ante Pumas en cuartos de final.

Y ante uno de los acérrimos rivales del América, comenzó la metamorfosis del amor e ilusión, al odio y de-sesperación. Sí, fue aquel juego en el Azteca en donde el proyecto de Solari se comenzó a derrumbar; porque no solamente fue caer eliminados nuevamente en cuartos de final, ni tampoco el dolor de perder en casa ante los universitarios, fue la nula capacidad del equipo y del entrenador de tener una estrategia o signos de respuesta ante la humillación que estaban recibiendo en su cancha, ante su gente, en aquel 1-3 de los felinos.

Ése es el síntoma del actual torneo para el América, cada juego pareciera un deja vu de la vuelta ante Pumas el de noviembre del 2021. El equipo parece no despertar de aquella pesadilla; pero el futbol es misterioso como la vida, y ha designado que sea ante el mismo rival con el que comenzó todo que Santiago Solari verá su suerte. Lo trágico para el entrenador americanista es que parece que todo se alinea en su contra: Pumas llega en mejor momento, el juego será en Ciudad Universitaria y el horario será nocturno, lo que permitirá un mejor ritmo físico para los auriazules.

Sólo que no hay que olvidar un detalle, el América no está liquidado hasta que lo pita el árbitro. Y todos estos elementos los puede utilizar Solari para motivar a sus jugadores. Ahora será cuestión de los 11 titulares si se comprometerán con el discurso de Solari que parece ya no tener influencia en la plantilla. También habrá que ver si los mismos jugadores logran la comunión en beneficio del orgullo y amor propio porque claramente se nota un distanciamiento al interior del club crema.

Para Pumas es el momento ideal para romper el dominio de las Águilas en Ciudad Universitaria y cobrarse uno de varios despidos de estrategas felinos que vieron su juicio final ante el odiado rival y para Santiago Solari la suerte está echada: una derrota el sábado en el Olímpico y ése habrá sido su último duelo como entrenador del América, dejando a las Águilas en una de sus peores crisis de los últimos tiempos.