Domingo 29.11.2020 - 07:19

Avatar del David E. León Romero

David E. León Romero

Energías limpias

JUSTA MEDIANÍA

David E. León Romero
David E. León RomeroLa Razón de México
Por:

Suecia, Costa Rica y Nicaragua ocupan los primeros lugares en producción de energías limpias con base en su demanda total. Aprovechar el viento, el agua, el sol y el calor les ha permitido ahorrar dinero y disminuir el impacto ambiental del sector energético y de aquellos que son usuarios de la energía.

Con base en estudios internacionales, por su posición geográfica, México es uno de los países con mayor potencial para el aprovechamiento de las energías renovables. El caso de Costa Rica es fascinante, cerca de 95 por ciento de su energía proviene de sus hidroeléctricas, plantas geotérmicas, paneles solares y turbinas eólicas, encontrándose muy cerca de lograr ser neutrales en la emisión de carbono al medio ambiente en ese sector.

Hace algunos años era relativamente extraño observar tecnología para aprovechar la energía solar en las azoteas de las casas de nuestras ciudades. Hoy, la realidad es distinta. Las familias en ciertos sectores se han dado cuenta de las ventajas que tiene el aprovechamiento de la energía solar y además han tenido el capital necesario para invertir en ella, ahorrando así dinero y, además, ayudando al medio ambiente. La tecnología se ha tornado mucho más eficiente y mucho más accesible también.

En las viviendas de nuestro país, repito, de ciertos sectores, es normal utilizar gas para calentar el agua; algunos estudios demuestran que más de 50 por ciento del gas que se consume tiene este fin. Consigo, el impacto ambiental de la propia combustión del gas y de todos los procesos asociados a su producción y distribución. Es decir, quien tiene un calentador solar en su azotea no pagará 50 por ciento de su cuenta de gas y ahorrará también 50 por ciento del impacto ambiental que genera su producción, distribución a través de cilindros o de pipas y combustión, además de disminuir de manera importante el riesgo que representa su utilización. No podemos dejar de lado las implicaciones que tiene el uso de la leña en diversos hogares de nuestro país también como combustible, que puede ser sustituido con relativa facilidad.

Si hablamos de electricidad, hoy son también muchas las viviendas que están captando la energía solar, transformándola en electricidad y entregándola a la Comisión Federal de Electricidad para que la descuenten de sus consumos. Los sistemas de paneles para las viviendas son un modelo realmente atractivo.

El cambio climático es una realidad. Los fenómenos a los que nos enfrentamos cada vez son más extremos y frecuentes. La exposición de nuestras comunidades también es mayor, debido al crecimiento poblacional que se registra. En algunos sectores, los bajos niveles de ingreso incrementan los riesgos, al orillar a las familias a ubicarse en zonas de peligro. La mejor apuesta por la gestión integral del riesgo tiene que ver con incrementar el nivel de vida de las familias.

El momento por el que atraviesa nuestro país resulta una gran oportunidad para replantear los mecanismos de gestión integral del riesgo y el aprovechamiento justo y eficiente de las energías renovables.