Avatar del El Duende

El Duende

Simular una elección

DESDE LAS CLOACAS

El Duende
El DuendeLa Razón de México
Por:
  • El Duende

Con tal de retener el poder, los políticos están dispuestos a cambiar de color y de ideología, si es que la tienen. Esta semana se armó un escándalo al darse a conocer que el alcalde –yo diría cacique– de la Venustiano Carranza, Julio César Moreno, tiene la intención de abandonar el PRD y sumarse a las filas de Morena.

Dentro y fuera de estos partidos se quedaron demasiado sorprendidos al enterarse de semejante traición, pero la intención de Moreno Rivera de cambiarse de bando no es nueva. Fuentes cercanas me informan que el alcalde ha estado muy nervioso desde hace tiempo, e incluso ordenó a sus más cercanos colaboradores revisar cada documento que firmó en su paso como diputado federal entre 2012 y 2015.

¿Algún expediente le está causando miedo? ¿O es que él y su equipo se están alistando para simular la competencia por cargos y así seguirse rotando el poder en la alcaldía como lo vienen haciendo desde hace más de una década? 

Porque déjenme contarles, desde 2006 los integrantes de la llamada “Nueva Izquierda del PRD” integrada por Alejandro Piña, José Manuel Ballesteros, los hermanos Julio e Israel Moreno Rivera empezaron a rotarse el turno como titular de la Venustiano Carranza y como diputados federales y locales ¿quién encabeza ese clan? Justo el alcalde que ahora ya cambió de bando. 

Y no será el primero, Alejandro Piña ya está en Movimiento Ciudadano y dispuesto a competir para las elecciones de este año, se tratan de los mismos amigos que iniciaron el cacicazgo en la Venustiano Carranza con el PRD, pero ahora parece que su estrategia es la de simular que están en distintos bandos.

Como este ejemplo seguro habrá muchos más, políticos sin principios que se cambiarán de partido para competir por un cargo o por la reelección, que también está en juego este año. Se cambiarán de color, pero no cambiarán las mañas, ésas las tienen bien aprendidas. 

En el baúl. Alguien dígale a Luis Antonio Ramírez, el director del ISSSTE, que se vaya a dar una vueltecita por la Dirección Normativa de Salud del organismo, esta área —que regula toda la atención hospitalaria a nivel nacional en el instituto— es decir, un ente meramente administrativo y que no atiende casos de Covid, está siendo el centro de los escándalos por nepotismo, ya que se están despachando con la cuchara grande, con las vacunas.

Me cuentan que, en las primeras semanas del año, varios de los jefes de área en esta dirección fueron vacunados contra el Covid-19 en el nuevo hospital del ISSSTE en Tláhuac, un hospital donde el personal médico se la está rifando para atender los casos. 

¿Quiénes fueron esos administrativos que se saltaron la fila y se aplicaron la vacuna?

El subdirector de Regulación y Atención Hospitalaria, la jefa de Servicios de Enseñanza e Investigación, la jefa del Departamento de Enseñanza y Capacitación, la coordinadora Administrativa y el jefe del Departamento de Personal y Recursos Financieros, entre otros.