Avatar del El Duende

El Duende

Trenecito navideño

DESDE LAS CLOACAS

El Duende
El DuendeLa Razón de México
Por:
  • El Duende

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales le acaba de hacer el primer regalo navideño al Presidente: le otorgó su autorización para llevar a cabo el proyecto del Tren Maya.

Palabras más, palabras menos, esta autorización es, entre otras cosas, para la realización de las obras de la fase 1 del megaproyecto que contempla el cambio de uso de suelo en municipios de Chiapas, Campeche, Tabasco y Yucatán.

Fueron meses de arduo trabajo para los evaluadores ambientales de la dependencia, quienes tuvieron que “cuadrar” las deficiencias de los primeros estudios de impacto ambiental para uno de los trabajos emblemas del sexenio, por fin se puede presumir con bombo y platillo que al menos en lo que respecta a la Semarnat, con sus 16 condiciones en la materia, el trenecito presidencial ya tiene luz verde.

¿Y por qué digo cuadrar? En una charla de café, fuentes al interior de la dependencia me contaron que, por ejemplo, para un proyecto de este tamaño se tenían que hacer estudios ambientales de al menos un lustro sobre la flora y la fauna de la península, ya que así lo marca la propia ley.

Peeeeero, lo que se entregó en un principio fue un análisis de apenas unos cuantos meses que nada decía de la evolución de la vida en este paraíso natural de la República.

Así que el trabajo para los especialistas y lo que se tuvo que exigir a Fonatur fue faraónico y titánico, los requerimientos hechos a la dependencia que encabeza Rogelio Jiménez Pons fueron constantes, e incluso éstos se tardaron en entregarla hasta meses enteros; de ese tamaño lo improvisado de los primeros estudios.

Por lo anterior, aún no deberían cantar victoria, “es posible que la Semarnat se esté adelantando”, me cuentan, porque aún falta que se lleve a cabo una auditoría a esos trabajos para solventar las primeras deficiencias.

Es como si quisieran ponerse un zapato a la fuerza, por eso los próximos meses serán decisivos en este sentido; la cuestión acá es que será alguna dependencia del propio Gobierno la que haga esas auditorías; por eso es imprescindible que la prensa y la ciudadanía pongan lupa a esto.

Aún con esto que les cuento, es muy probable que sea esta misma semana que el mandatario presuma estos avances en alguna mañanera.

En el baúl. Más balazos que abrazos. Según estadísticas del Inegi, durante el tercer trimestre de este año, 40 por ciento de los mexicanos de 18 años y más refirió haber visto o escuchado disparos frecuentes con armas de fuego en los alrededores de sus viviendas. En 2018, según los datos del órgano autónomo, del total de delitos donde la víctima estuvo presente, en 32 por ciento de los casos, los delincuentes portaban armas de fuego. Es claro que la estrategia de los abrazos ha fracasado, aunque en Palacio no lo quieran aceptar.