Avatar del Francisco Cárdenas Cruz

Francisco Cárdenas Cruz

Felicita Biden a AMLO y éste defiende a Cuba

PULSO POLÍTICO

Francisco Cárdenas Cruz
Francisco Cárdenas Cruz 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Francisco Cárdenas Cruz

Al mismo tiempo que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, le enviaba un mensaje de felicitación a su homólogo de México, por el aniversario de la independencia de nuestro país, durante el discurso que el Presidente Andrés Manuel López Obrador pronunció antes del inicio del desfile militar, éste le volvió a pedir que ponga fin a la política de agravios contra Cuba y levante el bloqueo económico que su país mantiene a la isla desde hace 60 años.

Esta vez le envió ese mensaje en presencia del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, su invitado especial a los festejos patrios y del nuevo embajador norteamericano aquí, Ken Salazar, que por primera ocasión asiste a un evento oficial, lo que originó una oleada de reacciones a través de redes sociales, las más de ellas críticas por encabezar esa gesta libertaria bajo el balcón de Palacio Nacional, con un dictador a su lado.

DE ESTO Y DE AQUELLO...

LA invitación del Presidente López Obrador al de Cuba, Miguel Díaz-Canel, al igual que la presencia en México de otros mandatarios latinoamericanos que asistirán a la Cumbre de la Celac con la pretensión, ya no de desconocer a la OEA y crear otra que vele y defienda los intereses de las naciones de la región, como se había anticipado, sino para analizar lo que ha hecho, es seguida con interés desde Washington.

Y algo debe haber ocurrido en víspera del inicio de ese evento, porque oficialmente se ha precisado que no se buscará reemplazar a esa organización, como se había anticipado y, al mismo tiempo, anunciar que no asistirán algunos cuestionados presidentes que se habían mencionado, como el venezolano Nicolás Maduro —lo que había generado protestas— sino que en su representación participarán cancilleres y funcionarios de sus gobiernos.

CONTRA lo que esperaban en Palacio Nacional, la invitación a Díaz-Canel para no solamente asistir a los festejos patrios sino hasta pronunciar un discurso de agradecimiento al Presidente López Obrador, previo al desfile militar, lo que nunca antes había ocurrido, motivó severas críticas en distintos sectores por la represión policíaca y encarcelamientos ocurridos en la isla, hace unas semanas.

EN el Grito de Independencia del Presidente López Obrador desde el balcón central de Palacio Nacional y en los de alcaldes capitalinos y diplomáticos mexicanos en algunas ceremonias similares en el extranjero, además de vitorear a algunos de los héroes que nos dieron patria, se agregaron otros “vivas” —como al propio mandatario— que se les ocurrieron y que motivaron críticas.

NO tan desangelados, solitarios y fríos, como estuvo la noche del 15 el festejo patrio en un Zócalo capitalino vacío, fueron los festejos de Independencia que se organizaron en capitales y ciudades, de la mayoría de las entidades federativas.