Domingo 29.11.2020 - 00:35

Avatar del Francisco Cárdenas Cruz

Francisco Cárdenas Cruz

“Intrascendente”, millón de contagios: López-Gatell

PULSO POLÍTICO

Francisco Cárdenas Cruz
Francisco Cárdenas Cruz
Por:

Con esa declaración de que “es intrascendente” que en México haya hasta hoy más de un millón de casos de contagios por coronavirus, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, volvió a mostrar la forma con la que por encomienda presidencial ha manejado la pandemia, que en unos días más cobrará los 100 mil fallecimientos que se pronosticaban para fin de año, lo que originará un justificado reclamo de familiares de las víctimas que pudieron salvar sus vidas de haber sido atendidas a tiempo.

El negar que haya saturación hospitalaria sin reconocer que un alto número de personas afectadas por el letal virus prefiere quedarse en casa que acudir a una institución médica a riesgo de ser intubado o en insistir en minimizar los contagios que se registran tanto en varias entidades federativas que han vuelto al semáforo epidemiológico rojo y aún los que se han confirmado en la misma CDMX, es un grave error que le será muy costoso al Gobierno federal.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

Francisco Sagasti fue electo presidente del Congreso de Perú y, por sucesión constitucional, será el nuevo mandatario interino de ese país, tras la renuncia de Manuel Merino, que había reemplazado a Martín Vizcarra, destituido por “incapacidad moral” y dimitió el domingo, al día siguiente de la marcha en su contra de miles de personas que fue reprimida por la policía. De no mediar otro conflicto, estará en ese cargo hasta abril del año próximo, cuando se realicen nuevas elecciones.

Con esa decisión de desviar el desfogue de la presa Peñitas de Chiapas a comunidades indígenas de Tabasco y evitar que se inundara Villahermosa, sus habitantes, seguramente ya entendieron, y padecen las consecuencias de la reiterada proclama de su paisano y hoy Presidente Andrés Manuel López Obrador: de “primero los pobres”.

Porque justamente se prefirió inundar los lugares en los que ellos viven y dejarlos como están, y estarán días y semanas bajo el agua, que afectar a otros municipios importantes, entre ellos el de la capital del estado, como ayer lo reveló el Ejecutivo federal en su mañanera de inicio de semana en Palacio Nacional en la que anunció que “se repararán las pérdidas por las inundaciones” y reconoció públicamente que “no ha habido un buen control de las presas”.

Y ciertamente, no la habido, por lo que anunció que emitirá un decreto —uno más, de tantos en casi dos años de mandato— “para evitar que en los próximos años un mal manejo de las presas y con ello, las inundaciones en Tabasco”, promesa que se sumará a las muchas que sus antecesores y no pocos exgobernadores de ese estado, ofrecieran y que no pasaron de ser, como ahora, un deprimente espectáculo.