Gabriel Morales Sod

Asesinan a Shireen Abu Akleh, periodista palestina

VOCES DE LEVANTE Y OCCIDENTE 

Gabriel Morales Sod*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Gabriel Morales Sod
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Gabriel Morales Sod

El día de ayer, durante una operación militar del ejército israelí en la ciudad palestina de Yenín, murió la periodista Shireen Abu Akleh, quien desde 1999 cubría el área de Cisjordania para la cadena Al Jazeera. Hasta el momento no se sabe quién disparó la bala que matara a Abu Akleh. Según periodistas palestinos que presenciaron el evento fue el ejército israelí; sin embargo, un video publicado por uno de los espectadores parece apuntar lo contrario.

El asesinato de Abu Akleh sucede en el momento más tenso en la región desde los enfrentamientos entre Hamas e Israel hace un año. Una nueva ola terrorista ha dejado ya más de 19 muertos israelíes; el ejército israelí en respuesta ha incrementado sus incursiones a áreas de control palestino, en particular en el campo de refugiados en Yenín, en donde ocurrió el asesinato.

A pesar del fin del Ramadán, las tensiones en el Monte del Templo no han cesado, y en este contexto el gobierno israelí estuvo a punto del colapso. Ra’am, un partido islamista y el primer partido árabe en unirse a una coalición de gobierno en Israel, debía decidir el día de hoy, que el parlamento regresó a sesiones, si continuar dentro de la coalición o ir a nuevas elecciones. De manera un tanto sorpresiva, Mansour Abbas, el líder del partido, anunció que Ra’am seguirá en la coalición; de otra manera, dijo en su discurso, “Netanyahu, quien incita el odio en contra de nosotros y nos llama terroristas, regresará al poder fortificado”. Sin embargo, esto no garantiza la continuación del actual gobierno. La muerte de Abu Akleh augura nuevas manifestaciones y enfrentamientos entre fuerzas de seguridad israelíes y palestinos; y no hay que descartar un nuevo enfrentamiento entre Israel y Hamas, que implicaría el fin de la actual coalición.

La alternativa de la izquierda israelí, dos estados para dos naciones, perdió el apoyo de la población durante los años de Netanyahu; la derecha israelí, a pesar de oponerse férreamente a un estado palestino, no tiene ninguna solución viable para garantizar la paz en la región. Mientras tanto, los enfrentamientos entre palestinos e israelíes, los atentados y las víctimas inocentes, como Abu Akleh, seguirán. Durante los más de veinte años como periodista de Al Jazeera, y sobre todo durante los días de la segunda intifada a principios de los 2000, Abu Akleh se convirtió en un símbolo en el mundo árabe. Una mujer que cubría una de las áreas más peligrosas del planeta, arriesgándose para mandar su testimonio al mundo.