Hector Badillo

Isabel II, 70 años de reinado

DESDE EUROPA

Hector Badillo*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Hector Badillo
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Hector Badillo

Gran Bretaña celebró el reinado más largo en la historia de las monarquías tras los 70 años de Isabel II en el trono británico. El festejo del jubileo de platino de Isabel II, celebrado entre ceremonias religiosas, desfiles, conciertos y multitudes, refrenda el amor a la corona británica, a diferencia de otras monarquías en el mundo que han pedido adeptos.

Se realizaron cuatro días de festejos para conmemorar los 70 años del reinado de Isabel II desde que subió al trono en 1952 tras la repentina muerte de su padre, el rey Jorge VI, mientras la aún princesa realizaba una gira internacional. Han pasado ya 70 años de un reinado histórico que no volverá a pasar.

La festejada no pudo participar en todos los eventos organizados para su celebración, ya que presenta problemas de movilidad por su avanzada edad. El siguiente en el trono es su hijo, el eterno heredero Carlos, quien se ha mantenido siempre en segundo plano ante la sombra de su madre, la reina Isabel II.

A diferencia de otras monarquías que han descendido en la aceptación del pueblo, la corona británica se mantiene fuerte según medios europeos que ven en el hijo de Lady Diana, el príncipe Guillermo, y su esposa Kate Middleton, el futuro próspero de la casa real de Gran Bretaña.

La sorpresa de los festejos de la llamada “reina madre” fue el esperado reencuentro de la familia real con los duques de Sussex, el príncipe Enrique y su esposa Meghan Markle, tras dos años sin aparecer en eventos oficiales de la monarquía británica y manteniendo un perfil discreto tras su salida de la casa real y las fuertes declaraciones de ambos en medios estadunidenses.

Resulta increíble pensar que una monarquía con reglas y costumbres antiguas se pueda mantener con tal aceptación en una sociedad tecnológica que está rompiendo paradigmas en otros rubros sociales. Las monarquías representan familias ricas y poderosas que se mantienen en la cima de la pirámide social por portar un apellido real y por haber nacido en un entorno privilegiado.

Sin embargo, este fin de semana se mostró la importancia que aún mantiene la Corona británica para los habitantes de esa pomposa isla que conquistó grandes territorios a lo largo y ancho del mundo con su poderío naval y armamentístico. El legado de la Casa Real está próximo a cambiar de manos, pero es indudable que este reinado de 70 años será histórico y difícilmente se volverá a repetir.