Avatar del Mauricio Flores

Mauricio Flores

El sábado en que el CCE salvó la fractura

GENTE DETRÁS DEL DINERO

mauricio flores
Mauricio Flores
Por:
  • Mauricio Flores

Fue este pasado fin de semana en Puerto Vallarta, duranta la reu-nión de la Comisión Ejecutiva del Consejo Coordinador Empresarial, cuando el organismo evitó una fractura profunda que hubiera implicado la salida de unas organizaciones de gran representatividad, mediante el acuerdo que permitió la continuidad de Carlos Salazar Lomelín durante un año más al frente del CCE… y que con ello atajó lo que habría sido el propósito del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador de obtener una representación que no se opusiera a los propósitos gubernamentales.

Para nadie es desconocido que Salazar Lomelín, en representación del Grupo de los 10 de Monterrey, inició una presidencia del CCE amable y concertadora con la 4T y que aceptó invitaciones, acuerdos, tamales de chipilín y comprar boletos para la rifa del avión presidencial. Sin embargo, en la medida que las iniciativas legislativas de presidencia se radicalizaron y llevaron a que López Obrador se distanciara de Lomelín (ordenando que la agenda empresarial fuera atendida por la exsecretaria de Economía, Graciela Márquez), el CCE realizó señalamientos cada vez más fuertes y objeciones de mayor calado a las iniciativas presidenciales como la tercerización laboral, la contrarreforma eléctrica, el modelo centralizado de vacunación o la actual iniciativa para elevar a rango de ley el reglamento de hidrocarburos (que, en la reunión de Vallarta, fue visto como un mecanismo para inculpar del aumento exponencial de las gasolinas a las empresas privadas agrupadas en la Onexpo que lleva Roberto Díaz de León), tensión que sólo se atenuó luego de que Alfonso Romo lograra la primera reunión virtual entre AMLO y el presidente Joe Biden, y luego la cena con El Grupo de los 10 en Monterrey. Luego de ello, el presidente contrajo Covid-19, como se recordará.

En la reunión del pasado fin de semana parecía que era inminente la sustitución de Salazar Lomelín por el actual presidente de Concamin, Francisco Cervantes quien ha mostrado actitud más conciliadora con el Gobierno federal. Sin embargo, al inicio del evento, se sabe que 4 organizaciones no estaban de acuerdo y que, en caso de tal relevo, romperían con el CCE.

Piernita Dura. Se cuenta que el propio Antonio del Valle, líder del Consejo Mexicano de Negocios, desconocía de la posición de esas organizaciones. Que hubo un intenso intercambio de llamadas telefónicas con el Grupo de los 10 que, finalmente, optaron por respaldar a Lomelín a fin de conservar la integridad estructural del CCE en un intenso y preocupante año 2021 en lo económico y políticamente intenso, pese a que conforme a la presentación hecha por Parametría, al mando de Francisco Abundis, sugiere que Morena podrá obtener la mayoría simple en la Cámara de Diputados en junio próximo.

O sea que el sector privado optó por mantener “la piernita dura” este año crucial en la que la falta de estímulos al sector productivo vaticina una pobre recuperación de empleo y del ingreso.

Aunque no es oficial, es de presumir que fueron Coparmex, que lidera José Medina Mora; el CNA, a cargo de Juan Cortina Gallardo, y el propio CMN, y Canacintra, a cargo de Enoch Castellanos, en calidad de invitado permanente, que cerraron filas con Salazar Lomelín. Y que en un ánimo constructivo, Francisco Cervantes apoyó la unidad…, aunque se le viera en taciturno a su llegada al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Me Cocina Vips: +45%. La cadena de restaurantes VIP´s se aclimató a los duros tiempos de la pandemia y en menos de un año elevó 45% sus ventas bajo el modelo de entrega a domicilio “Me Cocina Vips”. La cadena, parte del Grupo Alsea que comanda Alberto Torrado, asimilo que las visita a sus restaurantes no podrían enfrentar el cierre económico al que obligo el Covid19 el año pasado; y por ello generó su modelo de negocio de comida para llevar. Los platillos degustados por una gran cantidad de mexicanos pudieron ser despachados desde sus más de 281 unidades distribuidas en 41 ciudades. La plataforma propia de VIP´s para “delivery” y aplicaciones como Uber Eats, Didi Food y Rappi, permitieron avanzar en medio de la crisis.