Mauricio Flores

Los secretos de la venta de Banamex

GENTE DETRÁS DEL DINERO

*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Mauricio Flores

Nadie, salvo los directivos del Citi, que encabeza Jane Fraser, y sus abogados tienen información precisa de cómo se venderá Banamex: salvo de hace mes y medio, pocos conocen los detalles sobre cómo se procederá en las revisiones actuariales y avalúes a los activos físicos e intangibles, ni tampoco sí se mantendrá el propósito manifestado de vender todo en un solo e inmenso paquete o si cambiará por venta segmentada…, pero es sabido que los abogados de Banamex ya habrían entrado en contacto con los abogados de Banorte, de Carlos Hank González.

Tradicionalmente el despacho Galicia Abogados, que encabeza Manuel Galicia, ha representado a Banamex, en tanto que White & Case, que lleva aquí Francisco de Rosenzweig, ha representado a Banorte en operaciones de fusión.

El hecho de que tras el anuncio del 11 de enero el equipo de Citi y el que en México dirige Manuel Romo haya mantenido un profundo silencio muestra cuando menos tres sucesos previos al anuncio que, con seguridad, serán develados a lo largo del proceso de venta.

Éstos son 1) Que se intentó vender, pero sin éxito, al no llegar a un acuerdo de precio y condiciones del acuerdo; 2) Que al tener ya un comprador, hubo negativa del Gobierno mexicano, a través de la SHCP, de Rogelio Ramírez de la O, en cuanto ante regulador, y por ello la visita de Fraser en agosto del 2021 para cabildear el proceso ante Andrés Manuel López Obrador; 3) Que se busca maximizar el precio de venta, al tiempo de dar paso a que el Gobierno anfitrión —el mexicano— coloque sus piezas para reconfigurar el escenario bancario nacional.

Los cálculos hechos vuelo de pájaro sobre Banamex lo ubican entre 12,500 y 15,500 millones de dólares. La verdad es que nadie lo sabe con exactitud ni siquiera la metodología que se aplicará para cada segmento del negocio.

Hoy no hay grupo financiero que se precie de su tamaño y seriedad —de su seriedad y tamaño si así se quiere ver también— que no analice sus fuerzas y posibles aliados para ir por Banamex. Progresivamente los secretos de la venta serán develados.

UNOPS: que en un mes sí paga. De manera amable, la vocera de UNOPS en México explica que en un mes a más tardar el organismo que preside Grete Faremo terminará de pagar los 6 mil millones de pesos que adeuda a los laboratorios farmacéuticos por medicamentos que ya se han entregado. También que el equipo aquí a cargo de Giuseppe Mancinelli elabora protocolos de procedimiento para que esos rezagos no vuelvan a suceder. ¿Será? No es la primera vez que aseguran que resolverán el entuerto que generaron de la mano de Insabi, a cargo de Juan Ferrer. Millones de enfermos y sus familiares reclaman que resuelvan sus deficiencias… y en algún momento deberán responder por sus actos.

Turismo, Azabache al quite. La actividad turística no termina aún de levantarse del efecto del Covid-19 y ahora enfrenta el riesgo de que el conflicto en Europa tenga implicaciones globales. En México, el esfuerzo del sector empresarial ha logrado mitigar parcialmente el efecto de la pandemia, pero aún resta largo trecho para una recuperación total. De ahí la importancia de esfuerzos como el que hacen firmas como la agencia de viajes Azabache, de Cesáreo Aponte, cuya presencia en la Vitrina Turística ANATO 2022 en Bogotá, Colombia, atrae la atención de viajeros sudamericanos para visitar México.

Se va Adolfo, entra Javier. Hoy concluye el periodo de Adolfo Cuevas al frente del Instituto Federal de Telecomunicaciones, tanto como presidente y comisionado cuya característica fue la franqueza y claridad técnica para explicar sus acuerdos o desacuerdos en las resoluciones tomadas en el instituto. Su esfuerzo por mantener la autonomía del IFT debe ser reconocida. Entra como presidente interino Javier Juárez, a quien se le desea el mayor de los éxitos.