Avatar del Rozones l

Rozones 

Jaime Bonilla emplaza a Mario Delgado

ROZONES

Rozones l
Rozones 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Rozones l

Fuerte señalamiento, nos comentan, el que hizo ayer el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, al dirigente de Morena, Mario Delgado, para que defina si está a favor o en contra de que se aplique la revocación de mandato, en este caso, a nivel estatal. Y es que el mandatario señala al líder nacional de su partido de incidir para mantener congelada en el Congreso local una iniciativa en esa materia que presentó en 2020. “Mario Delgado debe decir si está a favor o en contra, se debe expresar, advirtió Bonilla, antes de pedirle también a la futura gobernadora, María del Pilar Ávila, indicar si está de acuerdo “o si nada más va a estar tras bambalinas con lo que hace el Congreso”. Para el gobernador, nos aseguran, el asunto no es menor. “Aquí es tema de la 4T, que fue lo que predicamos durante nuestra campaña y que dijimos que íbamos a hacer”. Nos hacen ver que si Delgado se opusiera o se hiciera como el que no sabe quedaría muy mal parado por tratarse de un tema que impulsa el Presidente. Uf.

• Reacción inmediata en el Edomex

En una semana cargada de adversidades, varios gobernadores mostraron su capacidad de reacción y de ponerse al frente de las acciones para atender las emergencias. Uno de esos casos fue el del mandatario del Estado de México, Alfredo del Mazo, quien sólo unos minutos después de que se conociera del deslave ocurrido en el cerro del Chiquihuite, en Ecatepec, ya daba cuenta de que los cuerpos de emergencia de su entidad en coordinación con las autoridades federales y municipales —ambas emanadas de Morena— se encontraban ya en la colonia Lázaro Cárdenas para dar atención a quien lo pudiera requerir. Luego, nos comentan, no pasaron ni 25 minutos para que nuevamente diera cuenta de que ya se laboraba en el lugar para asegurar las zonas que pudieran representar un riesgo y en el rescate de personas que pudieran estar atrapadas bajo las rocas. Por la tarde ya se encontraba en el sitio, frente al puesto de mando que coordinó a más de 500 personas que trabajaron en el rescate y la prevención.

• El priista Quirino Ordaz, a la 4T

Más de uno levantó la ceja el pasado lunes 6 de septiembre cuando, en la conferencia mañanera, tras una larga pregunta que rayaba en denuncia sobre una supuesta corrupción en la administración del gobernador saliente de Sinaloa, el Presidente respondió: “como tú seguramente lo comprendes, yo tengo una buena opinión del gobernador Quirino Ordaz”. Nos hacen ver que ayer adquirió sentido ese planteamiento, luego de que el propio López Obrador informara que el mandatario estatal, emanado del Partido Revolucionario Institucional, habrá de sumarse a su gobierno, o sea, a las filas de la 4T. Así que ayer ese hecho, la apertura del gobierno guinda a un cuadro tricolor, —es decir, de un partido que a nivel federal tiene ratificada su alianza. pero con el PAN y el PRD— fue lo que provocó que varios volvieran a levantar la ceja, porque podría refrendar aquello de que si camina, nada y grazna como PRI-Mor entonces es… ¿o cómo iba?

• Máxima presea a López-Betancourt

El que pronto podrá colgar en la pared de los reconocimientos un galardón que muy pocos se pueden preciar de tener es el jurista y académico Eduardo López-Betancourt. Y es que el Congreso de Guerrero, con la decisión de diputados de todos los partidos —PRI, PAN y Morena— lo eligió ayer como recipiendario de la presea “Sentimientos de la Nación”, la máxima distinción que éste le concede a los guerrerenses distinguidos. La postulación del doctor en derecho y actual presidente del Tribunal Universitario de la UNAM, nos recuerdan, recibió los más variados y vastos apoyos, a saber: del rector de la máxima casa de estudios, Enrique Graue; del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, de la directora de Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, del político Luis Walton… Ayer mismo, el gobernador Héctor Astudillo le expresó su reconocimiento por haberse hecho merecedor a la distinción que catalogó como la máxima que se le da a quienes han puesto en alto el nombre de Guerrero.

• De transiciones a transiciones

En la víspera de que asuman sus cargos los gobernadores electos en los comicios pasados, nos hacen notar que hay de transiciones a transiciones. ¿Y a qué se refieren con eso? Ah, pues que en algunos casos a mandatarios salientes como que ya los dan por salidos y de plano algunas gestiones relevantes se están haciendo con los entrantes. Caso del michoacano Silvano Aureoles quien no estuvo en los acuerdos mediante los cuales el Gobierno federal acordó liberar fondos para la atención del problema magisterial. El que sí estuvo fue el mandatario electo, Alfredo Ramírez Bedolla. Hay también transiciones de ejemplo como la que acontece en Guerrero. Y es que Héctor Astudillo y Evelyn Salgado han procurado dar cuenta del entendimiento que hay en el proceso de entrega-recepción y de la comunicación constante, como la que sostuvieron a propósito del impacto en la entidad de los sismos del 7 de septiembre.

• Reconocimiento presidencial a Pavlovich

Y hablando de cierres de gobierno, fue el Presidente quien ayer cumplió el compromiso que hizo de acompañar, en una visita de despedida, a la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, con quien dijo “nos entendimos en beneficio del pueblo”, y a quien pidió que el público le diera un aplauso. La mandataria, emanada del PRI, que el próximo lunes deja el cargo para pasarlo a manos del morenista Alfonso Durazo, agradeció a López Obrador el apoyo de la Federación para terminar las obras del Hospital General del Estado de Sonora y equiparlo. A propósito de la conclusión de su mandato, el primero de una mujer en ese estado, recordó el juramento yaqui que hizo en su toma de posesión: “Para ti no habrá sol, para ti no habrá muerte, para ti no habrá dolor, para ti no habrá calor, ni sed, ni hambre, ni lluvia, ni aire, ni enfermedad, ni familia, nada te causará temor, todo ha terminado para ti, excepto una cosa: hacer tu trabajo”. Cierra bien Pavlovich, nos comentan.