Martes 24.11.2020 - 09:34

Niñas y niños, los migrantes más vulnerables

AMLO-Peña Nieto
Por:

Si bien se ha ido evitando el famoso y amenazante arancel de 5%, no por ello hemos podido evitar la infinidad de problemas que a diario se están presentando con los migrantes.

Se ha creado entre las fuerzas de seguridad la idea de que hay que detener a toda costa a los migrantes.

El asesinato de un padre de familia hondureño, quien llevaba a su hija de 8 años, en Saltillo, se enmarca en el clima que se ha creado en el país sobre los migrantes. Por más que digan que todo se debió a que confundieron a la familia con narcomenudistas, es obvio que lo que prevalece es la forma de cómo se miran las cosas entre quienes instrumentan la seguridad. En muchos casos no sólo no están preparados, sino que andan presionados, tensos.

Cada vez le está saliendo al país más caro el acuerdo con Washington. Como le hemos venido diciendo, quienes están pagando las consecuencias son los migrantes a quienes vemos en genérico, sin distinguir que entre ellos hay hombres, mujeres y sobre todo niños, por más obvia que resulte la afirmación.

Los niños y niñas están en medio de la encrucijada y el peligro. En muchos casos son ellos mismos, en medio del aislamiento en que viven, los que deciden convertirse en migrantes. A veces lo hacen para tratar de alcanzar a sus familiares, y en otras ocasiones porque encuentran que al hacerlo pueden salir de la pesadilla en que están.

Un dato que explica el fenómeno en su conjunto es que la migración centroamericana pasó de 400 mil en años anteriores a 850 mil.

Los niños y niñas están siendo a menudo utilizados por sus propios padres. Existe la idea de que hay mayores posibilidades de cruzar la línea o conseguir asilo si lo hacen acompañados de sus hijos, a pesar de que los niños no necesariamente sean suyos.

Para ver de manera más clara ante lo que estamos. Con base en datos de las autoridades migratorias de EU, del total de migrantes que busca llegar a EU este año, por lo menos hasta el mes de julio, 27 mil están entre los cero y 17 años, y de éstos se estima que cerca de 7 mil no iban acompañados.

En un documento de la organización Región Transfronteriza México Guatemala (RTMG), se plantea el muy grave problema que está enfrentando el país. (La información de este QUEBRADERO está tomada de dicho documento):

“La situación extrema es la niñez migrante no acompañada, que aproximadamente constituye el 26% del total de niños en tránsito (enero-junio 2019). De entrada, las instituciones de su país de origen, las de tránsito y las de destino están obligadas a implementar medidas eficaces de protección de sus derechos. En el escenario migratorio que hoy vivimos nadie es más vulnerable y lastimado que estos niños. La “crisis migratoria” no radica en otro lugar: no es crisis para los estados, es la crisis de los niños migrantes de toda una generación que pone en riesgo su futuro”.

El costo de lo que está pasando no se alcanza a ver en lo inmediato; al paso del tiempo se empezarán a ver las consecuencias inevitables. Nos hemos colocado en una situación en la cual medio resolvimos un conflicto, léase evitar los aranceles que siguen como amenaza, y nos metimos en un problema de migración en donde estamos terminando por hacer el trabajo sucio para Donald Trump.

El riesgo continuo por los devaneos del empresario-presidente nos pueden llevar a una crisis interna cuando decida cambiar de opinión, lo cual es altamente factible.

Los migrantes están expuestos y entre ellos son los niños y las niñas quienes muestran el drama y las pesadillas por lo que están pasando.

RESQUICIOS.

De terror. Un fin de semana brutal en EU. El sábado en El Paso 20 personas asesinadas, entre ellas varios mexicanos residentes y otros que fueron de compras  y que viven en Ciudad Juárez. En Dayton, Ohio, de nuevo un hombre armado disparó contra gente indefensa, 9 personas asesinadas. El libre flujo de armas, el odio, el racismo y la muerte como comunes denominadores.