Implica un ahorro de energía mayor que los autos eléctricos

El coche de hidrógeno puede ser el “futuro” de los vehículos

Algunas invenciones tecnológicas buscan reemplazar a los coches tradicionales por otros que utilicen energías distintas; aquí te contamos un caso por demás interesante

autos de hidrogeno
¿Qué hace tan especiales a los autos de hidrógeno? Aquí te lo decimosFoto: Especial
Por:
  • La Razón Online

La importancia de las energías limpias en los coches

La sociedad avanza a pasos agigantados. Actualmente, con la llegada de Internet, somos capaces de utilizar distintos servicios completamente a distancia. Uno de ellos tiene que ver con los casinos virtuales y el código bonus bet365, que te servirá para realizar apuestas de forma segura.

Ahora bien, también es cierto que no todo es virtualidad y hacen falta generar cambios dentro del mundo real para que el mundo mejore. Un caso ejemplar tiene que ver con el cuidado del medio ambiente, que se ha vuelto uno de los reclamos más íntegros de la sociedad, que quiere ver cambios de las empresas en este sentido.

Uno de los principales “afectados” por esto es el coche tradicional, que utiliza la nafta como un recurso para permitir el funcionamiento. El problema es que quemar este combustible genera un impacto sobre el ecosistema, además de que se trata de un recurso escaso y no renovable, por lo que es importante buscar otras opciones.

Ahora bien, lo que todos conocemos son los coches eléctricos, que todavía no han llegado a popularizarse en todo el mundo. Sin embargo, ¿qué hay de otras alternativas, como el de hidrógeno? Pues bien, básicamente podría ser la mejor opción de todas, por sus propios rasgos esenciales. 

Las características del hidrógeno en los vehículos

Hay que mencionar que un coche eléctrico no contamina, pero el de hidrógeno tampoco. Por lo tanto, ambos aparecen como una solución para el futuro. No obstante, en el hidrógeno todo podría ser mucho más fácil, ya que puede implicar un ahorro de energía mucho mayor que el de la electricidad.

Los vehículos con hidrógenos también sirven para ofrecer una mayor autonomía, ya que se repostan en 3 o 4 minutos, como ocurre con la gasolina o el diésel tradicional. Esto significa que no necesita horas de carga para funcionar, algo que sí pasa con los coches eléctricos, lo cual dificulta mucho la accesibilidad.

Por otra parte, también estos coches cuentan con una batería auxiliar, útil para aquellos casos en los que es imposible moverse de un lado hacia otro sin carga. Por lo tanto, el hidrógeno se puede generar a través de una pila de combustible, donde se crea electricidad a partir del hidrógeno y se libera vapor de agua, que no es contaminante.

Por el momento, lo más seguro es que esta innovación sólo quede restringida a vehículos de alta gama, al igual que pasó con los coches eléctricos. Es decir, no será algo popularizado en los próximos años, pero es probable que avance mucho más la popularidad que en el caso de los vehículos eléctricos, cuya masividad se ha prometido, pero todavía no se ha alcanzado.

Sin dudas, el coche que funciona en base a hidrógeno puede ser una de las innovaciones más importantes de la industria automotriz de los próximos años.