PAN y Morena

Confirman que son satélites: senadores

El cúmulo de declinaciones que se han registrado confirma que éstos partidos sirven como satélites o “paleros” de otras fuerzas políticas.

Confirman que son satélites: senadores
Confirman que son satélites: senadoresFoto: Especial
Por:
  • Magali Juárez

Senadores del PAN y de Morena reconocieron que el cúmulo de declinaciones que se han registrado entre los candidatos a gubernaturas, principalmente de partidos de reciente creación, confirma que éstos sirven como satélites o “paleros” de otras fuerzas políticas.

En su edición de fin de semana, La Razón publicó que de las 13 declinaciones que se han presentado de abanderados a gobernadores, 60 por ciento corresponde a partidos de reciente creación como Redes Sociales Progresistas y Fuerza por México.

Al respecto, legisladores consultados por este medio consideraron que este esquema no contribuye a consolidar el sistema democrático del país, por lo que incluso señalaron que se debería revisar el modelo electoral.

Damián Zepeda, del PAN, consideró que las declinaciones son válidas, sobre todo si una tiene posibilidades de ganar y “la otra representa un peligro”; sin embargo, subrayó que la participación de los candidatos de las nuevas fuerzas políticas debe ser “sincera y genuina, no nada más para ser el satélite de alguien”.

Indicó que por eso es necesario revisar el modelo electoral para verificar que todos estos “partiditos” realmente participen y representen una nueva propuesta, por lo que incluso consideró que se debería elevar el umbral del porcentaje para que obtengan el registro, para que no sólo funcionen como “paleros”.

En el mismo sentido se expresó el senador de Morena José Narro Céspedes, quien reconoció que las declinaciones de los candidatos de los nuevos partidos confirman que no es favorable contar con tantas fuerzas políticas.

Comentó que estos hechos incluso confirman los comentarios de que actúan como satélites de otros partidos y en lugar de contribuir a la pluralidad democrática, generan confusión entre los electores.

“Creo que eso no ayuda a consolidar el sistema democrático; tantos partidos, diez partidos, once partidos, doce partidos, no creo que sea lo mejor, porque esto genera mucha confusión, genera mucha indecisión de la gente, hay un cúmulo de propuestas, de muchas opciones y genera mucha confusión y la gente no define por quién va a votar”, estimó.