Piden posponer las obras

Artistas critican presupuesto para Chapultepec, lo ven desproporcionado

Se pronuncian David Huerta, Sandra Pani y Demián Flores, entre otros; “habríamos esperado una reacción más sensible”, afirma Luigi Amara

jardin-botanico-1
El Jardín Botánico del Bosque de ChapultepecEspecial
Por:

Artistas como David Huerta, Luigi Amara, Sandra Pani y Demián Flores consideran “desproporcionados” los recursos que se prevén en 2021 para el Proyecto Bosque de Chapultepec —25 por ciento de un presupuesto de 13 mil 985 millones de pesos del sector cultural— y piden que se posponga para destinar esos recursos a sectores afectados por la pandemia de Covid-19 o que ya han sufrido varios recortes.

“Hemos sido de los más golpeados, si pensamos en el teatro y en el cine, fueron los primeros que cerraron y los últimos en reintegrarse, habríamos esperado una reacción más sensible; por ejemplo, no cancelar, pero suspender el Proyecto de Chapultepec para reactivar las distintas áreas que están en situaciones críticas”, comentó en entrevista el escritor Luigi Amara.

El autor de Los disidentes del universo señaló que para los artistas, quienes se han visto afectados por la crisis sanitaria, no es relevante un proyecto de tal naturaleza y para el cual se contemplan tres mil 508 millones de pesos.

“Ni para los vecinos ni para el propio gremio de artistas es prioritario que haya esa obsesión por mantenerlo; considero que es cumplir una vez más los designios del Presidente sin atender lo que es urgente”, declaró.

Para el poeta David Huerta, el presupuesto que se prevé para el proyecto Chapultepec es “desproporcionado”, por lo que propone que mejor se destine en becas, apoyos a grupos artísticos y al fomento de las comunidades menos protegidas y atendidas.

“Todo el dinero que se le entrega a las ideas ‘geniales’ de un artista megalomaniaco —Gabriel Orozco, emblema del foxismo— podría destinarse a otros fines, más de acuerdo con los planes transformadores del gobierno actual, que en este terreno no parece querer cambiar nada sino nada más reforzar lo que se ha hecho antes, específicamente con los mimos incomprensibles a Orozco”, dijo a La Razón.

Aunque para el próximo año el sector cultura tendrá —en caso de aprobarse la propuesta del Ejecutivo— un incremento de 3.3 por ciento, Huerta lo ve “insuficiente”.

“Ese aumento es una especie de ilusión o de alucinación. Los recortes al presupuesto del sector cultural han ocurrido desde hace muchos sexenios y en este se han convertido en una amenaza a la existencia misma de las instituciones; es algo que no había sucedido: era inimaginable. Es desolador atestiguar las bárbaras medidas económicas del gobierno que amenazan la cultura”, indicó.

Por su parte, la artista plástica Sandra Pani lamentó que se estén favoreciendo “proyectos, que me parece, son totalmente inútiles, pero muy visibles, como símbolos. Los museos tienen enormes carencias en muchos sentidos y no cuentan con dinero para desarrollar proyectos, apenas para subsistir. Y aparecen estos proyectos que se comerán el presupuesto, anunciados con bombo y platillo, cuando los que ya existen apenas sobreviven”.

En ello coincidió el artista plástico juchiteco Demián Flores, quien ve difícil que para 2021 haya exposiciones en los museos que administra el Gobierno.

“Los museos que están subsistiendo de una manera muy crítica porque sólo tienen para sus cosas internas y ahora aunado con la pandemia, que los ha llevado a otra dinámica, veo muy complicado que se pueda hacer un desarrollo real de la cultura. Va a ser un año de subsistencia, no veo ningún tipo de desarrollo ni política cultural hacia una transformación; no va a haber dinero para exposiciones y para nada”, dijo a este diario.

Por ello ve en Chapultepec una contrariedad, pues “por un lado estás viendo por el pueblo y atendiendo proyectos, pero desatendiendo las cosas inmediatas como los museos o a los mismos creadores”, expresó Flores, quien pidió redefinir los presupuestos planteados para el ámbito cultural.

Pani también cuestionó que el proyecto liderado por Gabriel Orozco se ubique en la Ciudad de México que cuenta con una amplia infraestructura de foros y museos.

“En otro momento en donde hubiera suficiente dinero para los museos que ya existen, pensar en nuevos espacios me parecería razonable, aunque cuestionaría si la localización, tanto del proyecto de los Pinos como de Chapultepec, sería el lugar ideal en una ciudad como esta donde habría muchas otras zonas que se favorecerían con un desarrollo cultural”, refirió.

Javier Tovarich, actor y representante del colectivo Movimiento por la Cultura y el Arte de México (Moccam) consideró “torpe, imprudente e insensible” destinar la cuarta parte del presupuesto del sector al Proyecto Chapultepec, por lo que también hizo un llamado para que se posponga.

“Estamos en una situación extraordinaria, ni nosotros lo pedimos, ni el gobierno se lo esperó. Destinar ese dinero a una obra que no va a generar economía es torpe. Creemos, que si bien es un proyecto del Presidente, incluso un capricho de él, hay que ser sensibles y congruentes con la situación y ahorita lo que urge es no dar paliativos a la comunidad artística, necesitamos una inversión importante para reactivar la economía de los más desprotegidos”, resaltó.

Indicó que esta situación sólo refleja “desconocimiento de que nuestro sector es el más golpeado, no sólo de este Gobierno sino de los anteriores, cultura siempre ha sido la caja chica cuando el Gobierno federal está en aprietos”.

Gráfico

PIDEN PROTEGER EL PATRIMONIO CULTURAL

Damián Flores también llamó a destinar recursos para la infraestructura existente y el patrimonio cultural que se ha visto afectado ya sea por los sismos del 2017 o por la carencia de dinero en administraciones pasadas.

“El INAH tiene problemáticas impresionantes, la Iglesia de la Santa Veracruz, que recientemente se dañó, es un ejemplo de cómo está abandonado el patrimonio cultural, porque como ese espacio hay muchas cosas así, tendríamos que tener una infraestructura real con una economía que haga que estos espacios estén al 100 por cierto, En la Casa de Cultura de Juchitán apenas estamos empezando la restauración, entonces esto te habla de los rezagos que hay, más que crear nuevos espacios habría que reforzar los que existen”, resaltó.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia para 2021 tiene proyectado un presupuesto de tres mil 820 millones, 2.5 por ciento menos de lo que recibió este año; y el Programa Nacional de Reconstrucción tendrá sólo 333 millones de pesos.

URGEN REVITALIZAR INSTITUCIONES

La bailarina y coreógrafa Cecilia Appleton también se pronunció por que se posponga el proyecto liderado por el artista Gabriel Orozco, para revitalizar instituciones que han visto mermados sus recursos año tras año.

“Cada sexenio a nivel político se hace un proyecto cultural, pero el problema es que no se financia como se debe. Que se vaya más presupuesto para Chapultepec va a tronar a otros que ya de por sí están afectados como el Cenart, el INBAL y los espacios culturales de los estados”, consideró.

La directora de la compañía Contradanza ve con desilusión que en un momento tan crítico como la pandemia no haya acciones concretas para apoyar a los creadores.

“Vivimos en un país donde la cultura siempre es tratada con lo mínimo. Es un momento muy importante en el que hay que apoyar más a los artistas y al proyecto de reintegración a las actividades porque eso es muy preocupante para el sector artístico; aunque hay un aumento pequeño en el presupuesto para cultura, es tan mínimo que no se ve positivamente”, agregó.

Por su parte, la actriz y directora del Foro Shakespeare, Itari Marta, lamentó que se desarrolle este proyecto cuando se está dejando morir a los espacios independientes.

“No nos interesa el proyecto sino el rescate del sector. Tenemos 300 espacios independientes y más de mil en la República mexicana, creo que debería destinarse ese recurso para apoyar la producción artística y al no fallecimiento de los espacios independientes. La comunidad artística cada vez está más cansada de choros y no obtener absolutamente ningún resultado concreto”, dijo.

Marta señaló que el gremio cultural es uno de los que más ha apoyado al gobierno actual, pero no ha sido respaldado. “No nos quedaremos con los brazos cruzados; nosotros hemos apoyado a la 4T y nos decepciona que hayamos aportado, en la pandemia fuimos los primeros en parar, en ser responsables, pero de regreso no hay reciprocidad”.

Luigi Amara lamentó que en el gobierno actual no haya una apuesta decidida por la cultura. “Se habló de la importancia de la cultura para restablecer el tejido social, pero en términos reales ha habido un desdén con el presupuesto y ataques a los agentes culturales, a los artistas a quienes se les ha tachado de fifís, de privilegiados. “Este recorte no sorprende a nadie, es una continuidad de lo que se viene haciendo, que es una política que a todos nos suena neoliberal”, concluyó.