• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Alita: Battle Angel ofrece un viaje épico de ciencia ficción y live-action
Alita: Battle Angel ofrece un viaje épico de ciencia ficción y live-action. Foto: Especial

Sin estar considerada un clásico a la altura de obras tan referidas como Akira o Ghost in the Shell, Battle Angel Alita -o Gumm, por su título original- es una obra de culto, que con una serie de mangas publicados en los 90s y un par de especiales animados en formato de OVAs -producciones animadas para el mercado casero- se hizo de un grupo muy específico de seguidores alrededor del mundo, pero sobre todo dentro de los iniciados en mundo el anime, quiene ya hace tiempo esperaban esta versión live-action impulsada por James Cameron -Terminator, Titanic-y dirigida por Robert Rodriguez -Desperado, Sin City-.

La historia que gira alrededor de una chica cyborg amnésica, encontrada literalmente echa pedazos en un tiradero por el doctor Ito, quien le repara para luego adoptarla como su hija, que eventualmente irá recodando su pasado y descubriendo que es un arma viviente; posee todos los atributos del subgénero de la ciencia ficción denominado como cyberpunk, es decir, un futuro distópico, una inquietante reflexión sobre los límites de lo humano y la tecnología, amén de un discurso crítico con respecto al clasismo. Es una lástima que en ambos casos, desde el mismo guion -en el que estuvo involucrado el propio Cameron-, esto quede reducido a simples apuntes, en pro de una historia romántica, también incluida en el concepto original ciertamente -pero sin ser lo más importante-, buscando hacer encajar la propuesta en el formato de franquicias juveniles tipo Juegos del Hambre y Divergente, cayendo en evidentes convencionalismos y lugares comunes. Aquí, la duda existencial de la protagonista es casi imperceptible y el dilema moral que platea el conflicto principal, se diluye casi por completo. Por si fuera poco, el submundo decadente, oscuro y despiadado, al que constantemente hacen referencia y sustenta las motivaciones de los protagonistas, que tienen el anhelo de alcanzar una idílica ciudad suspendida en los cielos; nunca es tal, en realidad solo se trata de una reproducción edulcorada del mismo.

Aún así, hay que decir que pesa a las incongruencias, la estructura se sostiene a buen ritmo, entregando trepidantes secuencias de acción, además de violentos combates entre personajes extravagantes traídos de la obra original y que son bien reinterpretados para la pantalla, al menos en el diseño. Todo enmarcado por un efectivo trabajo de 3D, no por nada la produce el ya mencionado responsable de shows fílmicos en donde la cuestión técnica es el principal atractivo, dígase Avatar.

En fin, queda claro que aún habrá que esperar para que alguna de las adaptaciones Hollywoodenses sobre anime o manga, esté a la altura de la obra que les da origen. Por lo pronto, aunque Battle Ángel Alita se queda a medio camino, funciona lo suficiente para dejar satisfecho al público que solo busca entretenimiento sin complicaciones, así como a los fans menos exigentes.

https://www.youtube.com/watch?v=w7pYhpJaJW8