Llama a una sociedad más justa y pacífica

Advierte obispo que en Zacatecas se vive  aterradora situación

Señales de barbarie y muerte son cosa de todos los días, dice Sigifredo Noriega; tras asesinato de 3 policías, Saúl Monreal, alcalde de Fresnillo, exige resultados a su hermano David, el gobernador

Obispo Sigifredo Noriega.
Obispo Sigifredo Noriega.Foto: Especial.
Por:
  • La Razón Online

El obispo de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló aseguró que la situación que vive el estado es aterradora, debido a que hay una profunda deshumanización por la ola de asesinatos que ocurrió en los últimos días.

De acuerdo a la Agencia de Información Religiosa de Italia -donde escribe el obispo- en Zacatecas hay una auténtica ola de sangre que recorre la entidad, siendo el hecho más grave el del 6 de enero cuando diez cuerpos fueron abandonados frente a Palacio de Gobierno.

“Cuando creíamos que lo habíamos visto todo, sucede algo que nos aterroriza aún más, las señales de barbarie y muerte son cosa de todos los días en nuestras ciudades y las luces de Navidad se han atenuado por las señales de la muerte, la sangre derramada y la profunda deshumanización que estamos presenciando”, dijo Sigifredo Noriega Barceló.

El obispo hizo un llamado a alimentar la esperanza, ya que aseguró que la paz es tarea y responsabilidad de todos. “Es cierto que a veces nos dejamos abrumar por el desánimo y el pesimismo, sin embargo, hoy más que nunca es necesario alimentar la esperanza”. Y es cierto que la paz “es tarea de todos, pero no es un principio abstracto, es responsabilidad de todos”, expresó.

Además comentó que el gobierno, la sociedad civil, las instituciones educativas, las asociaciones eclesiásticas y cada persona debe asumir la responsabilidad en favor de una sociedad más justa y pacífica. “El Papa Francisco nos recordó que los caminos de la paz son el diálogo, la educación y el trabajo, por lo que es una tarea mucho mayor y más profunda que una simple reacción armada”, aseveró.

Saúl Monreal reprocha a hermano ante violencia

Luego de que tres elementos de la Policía Municipal de Fresnillo, Zacatecas, fueron asesinados el martes, el alcalde Saúl Monreal Ávila señaló que el gobierno estatal, dirigido por su hermano David Monreal, ha desatendido a la demarcación y reiteró que la estrategia de seguridad no ha dado resultados.

Respecto al ataque, el munícipe lamentó el hecho y detalló, en conferencia de prensa, que dos de los uniformados asesinados durante un patrullaje por la colonia La Fortuna, eran hermanos, por lo que instruyó a que se brindara atención a la familia.

También hizo un llamado a la Fiscalía General del Estado (FGE), quien está a cargo de la investigación, señaló, pues “desconocemos el móvil y esperemos que no quede como otro caso más: impune. El fiscal tiene mucho que decir, el fiscal tiene que investigar. Yo respetaré las investigaciones, pero el pueblo de Fresnillo requiere explicaciones, requiere resultados”, dijo.

Tras esto, el edil apuntó que la situación de inseguridad, que atraviesa el municipio, amerita que la estrategia que se implementó con el Plan de Apoyo a Zacatecas II sea replanteada, ante la falta de resultados, según su evaluación.

“Hay una realidad en Fresnillo que no la podemos negar, por eso sí creo que no es momento de echar campanas al vuelo; creo que se debe replantear esta estrategia. ¿De qué sirve tener helicópteros si no hay resultados en materia de seguridad pública?”, dijo.

Sostuvo que la comunicación con los gobiernos estatal y federal “ha sido nula”, lo que calificó como “lamentable”, pues afirmó que antes tenía una relación laboral más cercana con los funcionarios estatales, pero recientemente esto cambió e, incluso, reclamó que, tras el ataque contra los policías, no recibió ninguna llamada.

“Antes hasta el fiscal me hablaba, el secretario de Seguridad Pública siempre me informaba, me decía que, al menos, tenemos el apoyo del Gobierno del estado. Creo que todos debemos ir juntos, no se puede ser selectivo en estos temas”, dijo.

También señaló al titular de Seguridad Pública, Adolfo Marín Marín, de no mostrar interés en atender la ola de violencia, pues “no ha tenido la atención” de acudir al municipio.

“Fresnillo requiere atención inmediata y pronta, requiere resultados. Fresnillo pareciera que está solo, y es preocupante. Lo he dicho, los municipios están al abandono”, comentó.

El último ataque contra policías se registró la mañana de ayer, cuando dos hombres armados asesinaron a una oficial en el municipio de Guadalupe.

Cabe recordar que a finales del 2021, dos elementos fueron baleados mientras inspeccionaban un vehículo sospechoso, también en Fresnillo.

Tras aquel suceso, La Razón sostuvo una entrevista con Saúl Monreal, quien desde entonces hizo un llamado para que la administración estatal dirigiera más ayuda al municipio, pues la entrada de las fuerzas federales no había representado ninguna garantía a favor de la seguridad, opinó.

El ataque del que han sido blanco los policías fresnillenses ha derivado en la baja de elementos en la corporación, confirmó el edil.

De acuerdo con la organización Causa en Común, Zacatecas es la tercera entidad con más asesinatos cometidos contra policías, pues de los 401 que fueron ultimados en 21, esta entidad registró 36.

lemm.