Más de 500 llegan diariamente

Entre choques, ven situación migrante como “olla de presión”

Alertan activistas que cada vez es más evidente el enojo de indocumentados por no poder salir de Chiapas; inminente, inicio de otra caravana; ayer, otro enfrentamiento con la GN

Migrantes en las instalaciones del INM.
Migrantes en las instalaciones del INM.Foto: Especial.
Por:
  • Jorge Butrón

El director de Pueblos sin Fronteras aseguró que Chiapas es “una olla de presión a punto de explotar” ya que cada día son más evidentes las protestas, molestias y enojos de los migrantes que demandan salir del estado, más los 500 que llegan diariamente.

En entrevista con La Razón aseguró que los ciudadanos de Haití y de África que se encuentran en espera de una resolución a sus trámites migratorios, son los que están azuzando a la gente a formar una nueva caravana, debido a que se encuentran desesperados por la falta de atención y lentitud en los procesos.

“Ayer había solamente entre 800 y mil personas en la plaza principal en Tapachula, además detectamos que siguen pasando al día 500 personas de manera irregular desde Guatemala. Nosotros estamos intentando que no se haga la caravana, pero es casi ya un hecho que se va a salir con o sin conmigo”, explicó.

El activista dijo que la situación en Chiapas es insostenible, porque sigue el rezago de respuesta a las solicitudes de regularización de migrantes, misma que se suma a la corrupción que hay en el Instituto Nacional de Migración (INM) ya que se venden las visas humanitarias a quien tenga dinero. “Hay un relajo y la presión hace que la gente traiga dinero para salir del estado con documentos pagados ya que les cobran hasta 7 mil quetzales o eso es lo que nos han dicho cuando les preguntamos”, aseveró.

Irineo Mujica pidió a las autoridades federales trasladar a los migrantes a otros estados para continuar sus procesos, porque el panorama es cada vez peor y en las calles se ven cada vez más niños pidiendo dinero, adultos solicitando comida y no hay autoridad que atienda a toda la población en movimiento. “No vemos mucha disposición y realmente ya esta fuera del control el problema, Tapachula es el talón de Aquiles para los gobiernos y el escenario es más fuerte diariamente, todo se va a salir de control”, dijo.

Además, comentó que faltan 15 días para que haya solución a la regularización, porque en caso de que no haya atención los migrantes van a salir con o sin Pueblo sin Fronteras.

Este fin de semana cientos de migrantes protestaron en las calles de Tapachula, Chiapas denunciando racismo y discriminación para resolver sus solicitudes de refugio o petición e visas humanitarias, sin embargo, ninguna autoridad los atendió.

lemm.