Martes 20.10.2020 - 17:48

Va ante mismo juez de Guzmán Loera y García Luna

Arrancó EU caso Cienfuegos un mes después de condena a El Chapo

Activaron proceso contra exsecretario en agosto de 2019; DEA lleva 10 años en esa investigación; Identifican a El Padrino, como denominan al militar, por escuchas y una transmisión de TV; lo acusan de apoyar al cártel H-2, rival del de Sinaloa, al impedir operaciones, pero sí atacar a enemigos; en audiencia de 5 minutos le señalan 4 cargos: conspirar para fabricar, importar y distribuir droga y lavado; el Presidente afirma que caso es muestra del “narcogobierno” ; anuncia limpia de ligados al general; PAN exige investigación profunda del Ejército; el senador priista Eruviel Ávila defiende probidad

Salvador Cienfuegos en audiencia en Los Ángeles
Salvador Cienfuegos en audiencia en Los ÁngelesFoto: Reuters
Por:

Si bien la investigación de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) denominada Operación Padrino contra el extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos, inició aproximadamente hace 10 años, la Corte de Nueva York presentó la acusación contra el exfuncionario el 14 de agosto de 2019, un mes después de que esta misma Corte emitiera la sentencia a cadena perpetua de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo.

En la acusación que consta de 10 páginas presentadas ante el Gran Jurado Federal, se detalla que entre diciembre de 2015 y febrero de 2017, cuando era secretario de la Defensa en México, Cienfuegos Zepeda conspiró para fabricar y distribuir droga que sería importada a Estados Unidos.

En el documento —donde aparece el nombre del juez, Brian Cogan, quien se encargará de su caso y es el mismo que condenó a El Chapo y actualmente lleva el juicio del exsecretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón, Genaro García Luna, acusado de vínculos con el Cártel de Sinaloa — también se especifica que al extitular de Sedena se le conoce como El Padrino o Zepeda, y está acusado de cuatro cargos: conspiración internacional para la distribución de heroína, cocaína, metanfetamina y mariguana; conspiración para importar cocaína, heroína, mariguana y metanfetaminas; conspiración para distribuir cocaína, heroína, mariguana y metanfetaminas y conspiración para cometer lavado de dinero.

Además, se dio a conocer que la Fiscalía posee miles de mensajes de Blackberry que comprueban que el encargado de la seguridad del país en el sexenio Enrique Peña Nieto colaboró y protegió a cambio de sobornos al Cártel H-2, una escisión del Cártel de los Beltrán Leyva que toma su nombre del apodo que tenía su líder, Juan Francisco Patrón Sánchez, alias El H-2, abatido en 2017.

La lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico es una lucha compartida. Los delincuentes y las drogas matan a y México y EU Nos urge trabajar hombro a hombro en ambos lados de la frontera. No es nada fácil, pero somos más los buenos

Christopher Landau, Embajador de EU en México

“(La) evidencia que incluye miles de mensajes interceptados de Blackberry, revela que, cuando era Secretario de la Defensa, el acusado, a cambio de sobornos, asistió al Cartel H-2 de numerosas maneras, entre ellas, asegurarse que no hubiera operaciones militares en su contra; iniciando operaciones militares contra sus rivales; consiguiendo transporte marítimo para cargamentos de drogas; actuando para expandir el territorio controlado por H-2 a Mazatlán y el resto de Sinaloa”, indica el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El Cártel H-2 es considerada opositora al Cártel de Sinaloa, de El Chapo Guzmán y operaba principalmente en Nayarit, al amparo del exfiscal de esa entidad, Edgar Veytia, capturado en 2018 también por el gobierno de Estados Unidos, debido a que el grupo criminal extendió sus tentáculos de tráfico en ciudades como Los Ángeles, Nueva York, Carolina del Norte y Las Vegas, entre otras.

UNA TRANSMISIÓN QUE LO ECHÓ DE CABEZA

Agentes de la DEA llevaban meses interviniendo las llamadas de diversos integrantes del cártel de la droga en México, como parte de sus investigaciones sobre trasiego de estupefacientes hacia Estados Unidos. Llamó la atención que en diversas escuchas telefónicas hablaban de una figura poderosa, conocida como El Padrino.

Las sospechas sobre que dicho personaje, importante colaborador en el tráfico de drogas, era un alto funcionario del Ejército mexicano, seguían creciendo, hasta que uno de los presuntos delincuentes, en otra llamada, dijo a sus compañeros del cártel que El Padrino estaba en la televisión en ese momento. De inmediato, los agentes revisaron las transmisiones televisivas de México, y descubrieron que quien estaba en pantalla era nada más y nada menos que el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda.

Lo anterior, se deriva de las declaraciones de cuatro funcionarios de EU que participaron en la investigación, según informó el periódico The New York Times.

Tras la confirmación de la identidad de El Padrino, se montó un importante operativo que se prolongó por años, en los cuales el gobierno de ese país siguió el rastro del exfuncionario, recabó elementos de prueba, y esperó pacientemente a que Cienfuegos Zepeda pisara territorio estadounidense.

El jueve, fue capturado en el aeropuerto de Los Ángeles mientras viajaba con su familia, y trasladado al centro de detención de esa ciudad.

Gráfico