Apelo a la buena voluntad, escribió

Con carta a Reyes, pide saber dónde está su madre, a 43 años de su desaparición forzada

Alicia de los Ríos publicó una carta para solicitar información a familiares y amigos de los agentes que detuvieron y desaparecieron a su mamá en los 70

carta
Carta de Alicia de los Ríos por la desaparición de su madre.Especial
Por:
  • La Razón Online

Alicia de los Ríos hija ha pasado la vida buscando el paradero de su madre Alicia de los Ríos Merino y hoy, a 43 años de su detención y desaparición forzada, publicó una carta titulada “Sueño que me regaló un seis de enero, carta a quienes saben dónde está mamá”.

En ella, Alicia pide información para los familiares, amigos, o conocidos de los agentes de seguridad que operaron en la Guerra Sucia en la década de 1997.

“Comprendí que ni los agentes o los mandos de la Federal de Seguridad ni de la Brigada Especial, mejor conocida como Brigada Blanca, fueron los únicos en conocer los lugares en que mantuvieron detenidos y desaparecidos de manera forzada a cientos de hombres y mujeres en la década de 1970, entre ellos mi mamá”, se puede leer en el conmovedor escrito.

Señaló que para realizar esta práctica, tuvo que haber más involucrados, “debió haber testigos que observaron, callaron y no se opusieron. Los desaparecedores también debieron tener una familia que los recibía y observaba sangre en sus ropas, zapatos o cabellos”.

“La información que ustedes tengan, por intrascendente, personal, anecdótica o vieja que les parezca, puede significar mucho para quienes continuamos necias en conocer el paradero de nuestro familiares”, solicitó De los Ríos.

Asimismo, hizo hincapié en que la violencia por parte del Estado tiene consentimiento y se legitima gracias a la omisión de diversos sectores de la sociedad.

Apelo a la buena voluntad, la consciencia y la ciudadanía de esos familiares, vecinos y compañeros de los agentes de la Brigada Especial”, indicó Alicia, y afirmó que cualquier dato recibido respetará el anonimato en caso de ser solicitado.

“Tan sólo denos los datos que pudieron escuchar; lugares dónde buscar, de los mandos que se enriquecieron con la muerte, de los documentos que no hemos encontrado”.