Asistieron cerca de mil menores

"De niño quería ser presidente", dice Ricardo Monreal en el Senado

El Senado de la República abrió sus puertas este sábado para celebrar a los pequeños en su día; Ricardo Monreal externó que de niño quería ser presidente 

Ricardo Monreal Ávila fue el anfitrión que recibió a los menores de edad en el Senado de la República
Ricardo Monreal Ávila fue el anfitrión que recibió a los menores de edad en el Senado de la RepúblicaFoto: Especial
Por:
  • La Razón Online

Por primera vez en su historia, el Senado de la República abrió sus puertas para celebrar el "Día de la Niña y el Niño", evento al que asistieron cientos de menores para conocer las instalaciones del recinto legislativo, los lugares de trabajo de los senadores y la labor que realizan diariamente por el país.

Por ese motivo, el senador Ricardo Monreal aprovechó para hablar con los pequeños sobre el tipo de país que desean. Cuando ellos le preguntaron qué quería él de niño, respondió: "Ser presidente".

Estaba festejando el Día del Niño con un grupo de niñas y niños, quienes reunidos en el Salón de Plenos del Senado tenían escritos ya en una hoja el México que sueñan: un país sin violencia y mayor seguridad, donde se cuide a los niños y a las mujeres y donde en esta etapa de pospandemia se vacune a todos los menores

Ricardo Monreal, Senador de la República

En este día, cada niño y niña depositó su deseo en una urna, mientras algunos pasaron al estrado a leerlo, al tiempo que el senador de Fresnillo, Zacatecas, líder de la mayoría en el Senado, asentía con un ligero movimiento de cabeza, para al final expresar que los niños de ahora traen un "nuevo chip".

"Niños y niñas de cinco, seis, siete u ocho años muy despiertos", con un pensamiento muy claro de lo que quieren para el futuro de su país. "Me alegra que se esté construyendo la generación que nos va a relevar en unos años", expresó.

También maquilladas y maquillados de su héroe o personaje favorito, de Batman, Mujer Maravilla, otro grupo de niños llenaban de alegría y colorido el patio central del edificio Legislativo, donde a 200 años de fundado el Senado por primera vez se festeja a las niñas y niños de México, con la asistencia de poco más de mil menores acompañados de sus padres, de acuerdo con los organizadores del evento. Llevaban bolsas de regalos, colores, cuadernos; desayunaban, posaban con los superhéroes, para tomarse la foto.

Los que ya se encontraban en el Salón de Plenos, alrededor de 128, ocupaban los escaños de los senadores y senadoras y desde ahí intercambiaban impresiones con el senador que con miras a las elecciones presidenciales de 2024 ha expresado su legítima aspiración, y se mostraban interesados en conocer su labor legislativa.

.
.Foto: Especial

Su deseo desde niño es ser presidente de México, pronunció mientras iba por el grupo que se encontraba en el patio central.

"Esta generación viene bien", expresó el senador, y continuó: "Nosotros creo que debemos erradicar la violencia, la confrontación, esta situación de polarización; esta generación va a salir bien, los niños vienen bien".

Había salido él mismo a recibirlos en la entrada sobre Paseo de la Reforma, donde les dio la bienvenida y expresó la felicitación a cada niño y niña por su día, quienes llegaron en compañía de familiares, al tiempo que los invitaba a una serie de juegos, como el tiro al blanco, las canicas o ponerle la cola a un burro.

Sofía, de cuatro años, dejó junto con su hermano Ángel la cama a las cinco de la mañana para junto con sus padres tomar el transporte muy temprano y llegar a buena hora al edificio del Senado. Quería asistir a la convocatoria para festejar el Día del Niño.

Escuchó con atención cuando el senador Monreal contó que desde el teléfono instalado en su escaño, esta vez ocupado por un niño, se comunica con líderes de grupos parlamentarios y con altos funcionarios. 

Las miradas infantiles voltearon hacia el escaño y luego retornaron a admirar la infraestructura del Salón de Plenos, donde Batman, Ironman, Hombre Araña, Bob Esponja, Hada Madrina convivían con los niños quienes se expresaban sinceros.

Y fue en ese momento que se escuchó: de niño quiero ser presidente.

KEFS / LRL