• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Comar ve falta de capacidad para atender a asilados
Foto: Cuartoscuro

El Comité Ciudadano en Defensa de los Naturalizados y Afromexicanos (CCDNAM) urgió al Gobierno mexicano a detener la deportación de migrantes haitianos y a iniciar una investigación por la muerte de un hombre de esa nacionalidad en la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula, Chiapas, el 6 de agosto pasado.

Se trata de Maxene Andre, de 34 años de edad, quien “estuvo casi 20 días en una celda con temperaturas de 35 a 40 grados centígrados, con carencias alimentarias muy graves y  problemas de salud, como dolor de cabeza y de estómago, así como fiebre. No recibió atención médica y murió”, comentó en conferencia de prensa Wilner Metelus, presidente del CCDNAM.

De acuerdo con el activista, este fallecimiento es una muestra del racismo que existe en contra de los migrantes afro.

“Nosotros tenemos reporte de niños haitianos nacidos en Tapachula —lo que de facto los vuelve mexicanos— que no son atendidos por ninguna institución. Van al hospital y no tienen identificación, entonces no los pueden atender. Y no tienen identificación porque sufren de mucho rechazo. Muchos están enfermos”, aseguró.

“(El afectado) tenía problemas de salud, dolor de cabeza y de estómago. No recibió atención médica”

Wilner Metelus

Presidente del CCDNAM

Acusó que en julio las autoridades también fueron omisas pese a que se mostraron videos en Internet sobre un enfrentamiento entre policías federales y migrantes haitianos en un avión, antes de deportar a 30 indocumentados.

Igualmente, apuntó, el 5 de julio la procuradora Federal de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes, Martha Yolanda López Bravo, calificó a haitianos y africanos como “caníbales”. Lamentó que la funcionaria “siga en su trabajo” pese a existir una denuncia por su comentario, señaló, despectivo y discriminatorio.

Dijo que se percibe falta de sensibilidad y de una política de migración integral en el país, pues también existe un hueco en la entrega de visas para el sector.

“Sabemos muy bien que México era un país solidario a los migrantes”, pero  a raíz del acuerdo migratorio que tuvo con Estados Unidos en meses pasados “se dedicó a realizar el trabajo sucio” para favorecer al mandatario estadounidense, Donald Trump, en las elecciones presidenciales, expuso.

Según Metelus, de mayo de 2016 a febrero de 2017 ingresaron a territorio nacional 25 mil 500 migrantes haitianos con permiso para llegar a la frontera norte de nuestro país.

Reveló que, no obstante, con la política discriminatoria de Donald Trump, unos cuatro mil 500 ciudadanos de dicho país se mantienen en esa franja fronteriza, mientras que en la frontera sur permanecen unos 700.

“De abril del presente año a la fecha se han deportado a más de 330 migrantes haitianos, una cifra que no se había reportado con anterioridad”, advirtió.

Lamentó que no haya un pronunciamiento de las autoridades mexicanas sobre el caso de Maxene Andre, a pesar de que fue denunciado por organizaciones de derechos humanos.

Mencionó que además ha buscado audiencias con el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y con el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación , Alejandro Encinas, sin recibir respuesta.

Compartir