Faltan datos genéticos, metodología...

Acusa jefa de búsquedas descoordinación y miles de restos sin identificar

Karla Quintana señala a las fiscalías por no compartir datos; carecen de homologación para toma de muestras, dice; señala que hay casos en los que devuelven huesos a las fosas comunes, por no corresponder a individuos que buscan

FOSAS
Hay decenas de miles de restos sin identificar, advierte la CNBFoto: Especial.
Por:
  • Jorge Butrón

La comisionada Nacional de Búsqueda (CNB), Karla Quintana Osuna aseguró que la falta de datos genéticos, una metodología y descoordinación entre las fiscalías del país, han provocado una crisis forense porque hay decenas de miles de cuerpos sin identificar y cientos de miles de kilos calcinados que aún no son reconocidos.

Además, explicó que en México no se realiza una identificación con enfoque masivo, ya que normalmente se busca a las personas de una a una, esto es, cuando se investiga el paradero de un familiar en una fosa común y no se encuentra, se dejan los restos que se encuentren en el sitio, “aunque haya más cuerpos allí”.

“Tenemos decenas de miles de cuerpos sin identificar por un lado y por otro ciento de miles de kilos calcinados que faltan por ser identificados. Ya tuvimos tres exhumaciones en Coahuila, tuvimos más de 400 cuerpos a los cuales se les está tomando la muestra genética y paralelamente se le está haciendo una toma de muestras referenciales”, detalló en entrevista con La Razón.

.Gráfico: La Razón de México

Sin avances reales. Cuestionada sobre si hay una base de datos genéticos en el ámbito nacional, Quintana Osuna dijo que la información que tienen hasta el día de hoy, es que está en construcción en la Fiscalía General de la República (FGR), aunque reconoció no contar con mayor información.

“Sabemos que al menos no hay información de que se esté haciendo con un enfoque masivo, con lo cual, pues también va a ser problemático en términos de la posibilidad de la identificación eventual”, añadió.

Quintana Osuna explicó que para identificar restos humanos, se usan los datos del Centro de Identificación Humana de Coahuila a nivel nacional y de los familiares que acompañan las búsquedas, sin embargo aclaró que es sumamente importante que se comparta la información de las Fiscalías estatales para hacer más hallazgos.

Destacó que otro problema en el país es la falta de metodología, porque las muestras las sacan las Fiscalías estatales, la Fiscalía General de la República o la Policía Federal Científica, ya que se carece de una homologación.

Sabemos que al menos no hay información de que se esté haciendo con un enfoque masivo, con lo cual, pues también va a ser problemático en términos de la posibilidad de la identificación eventual

Karla Quintana Osuna
Comisionada Nacional de Búsqueda

“Hay diferentes bases de datos y marcadores genéticos, e incluso muchas familias dirán que les tomaron la muestra, pero no saben si fue procesada o está en una base de datos, lo cual pues es un derecho de todos saber nuestra información científica; entonces ahí hay otro problema que es fundamental y que no hay una homologación”, aseveró.

El Apoyo internacional. La titular de la Comisión Nacional de Búsqueda aseguró que la respuesta forense en el territotio nacional es insuficiente, por ello tienen contemplado el apoyo de instituciones internacionales como Innsbruck, que está encargada de los análisis pétreos en Iguala, Guerrero por el caso Ayotzinapa.

.Gráfico: La Razón de México

“La idea es que instituciones como Innsbruck o muchas otras que existen o varios laboratorios a nivel internacional puedan apoyar; Innsbruck no hace identificaciones en masa, sino que son muy específicas, entonces, por ejemplo lo que uno tendría que hacer o el mecanismo Extraordinario de Identificación Forense, es detectar qué instituciones tienen qué “expertis” en México para poder apoyar en lo que cada una es experta en la crisis”, sostuvo.

Zonas de “exterminio”. Quintana Osuna advirtió que en México tienen identificados al menos nueve sitios considerados como de “exterminio” debido a la forma de operación, pero el más grande hasta el momento es La Bartolina en Matamoros, Tamaulipas, donde se han recuperado al menos 500 kilos de restos humanos.

“El sitio específicamente de La Bartolina por las dimensiones que estamos observando, parecería ser el más grande y hemos hablado de al menos 500 kilogramos. Se habla de más, incluso de más kilogramos, en cualquier caso estamos hablando de muchas personas que cuyos restos fueron calcinados y tirados en ésta zona, por ésta razón, es que nosotros le hemos denominado sitios de exterminio y son crematorios ilegales”, destacó.

Quintana Osuna dijo que los sitios de exterminio fueron utilizados de 2009 a 2013, y los grupos relacionados a este delito son principalmente Los Zetas y el Cártel del Golfo. Los nombres con los que las autoridades identifican estos sitios son los de rancherías o municipios en los que fueron hallados, como Abasolo, Mante, El Papalote (Ciudad Alemán) y La Bartolina (Matamoros), en Tamaulipas; Moctezuma, en San Luis Potosí. Las Abejas, (Salinas Victoria) y La Mano, (Ciudad Juárez), ambos en Nuevo León; Patrocinio (San Pedro) y Estación Claudio (Viesca) en Coahuila.