Apagón

Pacientes con oxígeno sufren horas de angustia

Por casi 2 horas, usuarios de 28 entidades reportan fallas en suministro eléctrico

5
Autoridades energéticas, encabezadas por Manuel Batlett y Carlos Meléndez, dieron una conferencia para explicar las causas.Foto: Especial
Por:
  • Sergio Rincón

Durante el apagón de ayer y desde su casa, decenas de pacientes de Covid-19 u otros problemas pulmonares vivieron horas de angustia, pues necesitaban electricidad para conectar su concentrador de oxígeno. Ante la emergencia, y sin saber cuándo se restablecería el servicio de electricidad, familiares tuvieron que buscar tanques de oxígeno de emergencia o botellas de O2.

Norma Cuesta vivió el horror. Su mamá depende del concentrador de oxígeno para vivir. Desde que se fue la luz en su casa, en Ciudad de México, todo se convirtió en una lucha contra el tiempo.

“Tuve que buscar y rentar un tanque portátil, porque la tengo con cinco litros por minuto. Su vida depende del oxígeno y fue estresante y caótico porque no hay oxígeno por ningún lado, afortunadamente lo conseguí, aunque bastante caro, pero la vida de ella vale más”, dijo Norma.

Gráfico

En medio de la incertidumbre, muchos familiares y pacientes comenzaron a reclamar en redes sociales a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Uno de ellos fue Miguel Martínez, quien radica en Tamaulipas. En entrevista con La Razón mencionó que pudo tener oxígeno porque la empresa que le rentó el concentrador de oxígeno, le dejó una botella de O2 de emergencia, así que la utilizó.

“Ya estoy dejando el oxígeno y la empresa entrega un tanque que se usa cuando descansa el concentrador. Pero a muchas personas no les pasa igual, algunos sólo rentan el concentrador a particulares, ellos no tienen botella de O2 de respaldo”, declaró.

Guadalupe también comenzó a compartir en Twitter que ella tenía un paciente con Covid-19 que requería conectar su aparato. En entrevista con este medio dijo que gracias a sus publicaciones pudo conseguir un tanque pequeño de oxígeno.

Una situación similar la vivieron los padres de Denisse, quien vive en Ciudad de México, pues se quedaron sin concentrador durante una hora, y en ese lapso bajó su nivel de oxígeno.

“Afortunadamente teníamos un tanque de oxígeno portátil que utilizó mi papá, pero tuvimos que pedir prestado otro a familiares y llevar a rellenar el que ya teníamos porque se terminó. Tenemos mucha suerte de contar con una red de apoyo. Pero si hubiera durado más pudo pasar lo peor”, dijo la joven.

En algunos casos, la angustia, el estrés y el malestar por conectar el concentrador de oxígeno duró hasta cerca de hora y media, pues a las 16:12 horas se restableció el servicio eléctrico.

El Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) confirmó que el apagón se debió a un desbalance en el Sistema Interconectado Nacional.