Preocupa a sector automotriz futuro energético

Reclaman certeza en abasto de gas; gobierno busca retomar capacidad

Asociaciones de productores, industria de autopartes y distribuidores automotrices demandan que no les reduzcan suministro de combustible; KIA y Ford se suman a armadoras que frenan producción; ya son seis; AHMSA también la suspende en siderúrgicas y minas de carbón y fierro; afectaron cortes de luz y gas a 70.7% de empresas en el país, revela encuesta del CCE; Caintra señala pérdidas por 13,984 millones de pesos; CFE asegura que ya están casi con la capacidad para cubrir la demanda de energía eléctrica; hay 30 mil megawatts de 33 mil que se necesitan; El Presidente pide cuidar consumo de energía para tener reservas y no tener apagones; llama a apagar un foco o dos en las horas pico; advierte Cenace que cortes rotatorios van a continuar; solicita a hoteles e industrias que tengan plantas de luz activadas para ayudar

3-2
La planta de Volkswagen en Puebla, ayer, de las que se sumó al paro técnico.Foto: Cuartoscuro
Por:

El freno en la importación de gas natural por parte de Texas a México, la alerta crítica que emitió el Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenagas) en el suministro de este combustible y la situación climatológica en el norte del país provocaron el cierre de diversas armadoras, presionando aún más a la industria automotriz que apenas se reponía del golpe del Covid-19.

Ante estas amenazas, las asociaciones Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), la de Distribuidores de Automotores (AMDA), la Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), además de la Industria Nacional de Autopartes (INA) enviaron una carta al Presidente Andrés Manuel López Obrador para solicitarle que el Gobierno garantice el abasto energético que les permita continuar la producción de unidades.

En la misiva, firmada por Guillermo Prieto Treviño, presidente de la AMDA; José Zozaya Délano, representante de la AMIA; Miguel Elizalde Lizarraga, de la ANPACT; y Oscar Albin Santos, de la INA, destacaron que el sector automotriz mexicano genera 18.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero del país, con una balanza comercial positiva superior a los 77 mil millones de dólares, y más de dos millones de empleos directos.

Solicitamos de su valioso apoyo, como siempre lo ha demostrado, para garantizar el abasto de energía eléctrica y gas industrial, sin reducción en el suministro o consumo, para poder así continuar trabajando juntos

AMIA, AMDA, ANPACT e INA, Carta al Presidente

México es el quinto productor en fabricación de autopartes, el sexto de vehículos ligeros y pesados y el primer exportador de tractocamiones a nivel global y recibe 15 por ciento de la Inversión Extranjera Directa (IED) que capta el país de forma anual, subrayaron.

Por su importancia en la economía nacional, dichas asociaciones externaron su preocupación por la falta de electricidad y la escasez de gas para uso industrial, que agrava su situación ante la pandemia de Covid-19 y la incertidumbre en el futuro del sector energético.

“Solicitamos de su valioso apoyo, como siempre lo ha demostrado, para garantizar el abasto de energía eléctrica y gas industrial, sin reducción en el suministro o consumo, para poder así continuar trabajando juntos. Esperamos con gran orgullo su valiosa intervención”, manifestaron.

En términos generales, la industria no comenzó bien el año, pues la producción, exportación y ventas internas de vehículos ligeros cayeron 15 por ciento, 6.3 y 22.5 por ciento, respectivamente, durante enero. La AMIA había previsto una baja en la producción de autos en el primer semestre del año por la falta de semiconductores.

Las afectaciones en el sector energético no tienen punto de comparación, pues con cuatro días sin gas o sin energía eléctrica, prácticamente cualquier proceso de producción industrial de manufactura se detiene

Caintra, Comunicado

Ayer, las armadoras Ford, KIA Motors, Nissan y Toyota decidieron parar la producción de vehículos por la escasez de gas natural; uniéndose a la decisión de entrar en paro técnico anunciado por Volkswagen, Audi, Mazda y General Motors el pasado miércoles y sumando con ello ocho armadoras paradas, de las 12 que hay en el país.

Por un lado, Ford explicó que la planta de ensamblaje de Hermosillo, Sonora, está inactiva debido a la escasez de gas; sus instalaciones en Estados Unidos también han tenido afectaciones, como la de Kansas City que está cerrada esta semana, mientras que las restantes alternarán turnos.

Nissan México detalló que adelantaron a febrero algunos paros programados para marzo en la línea 2 de Aguascalientes; mientras que en otras plantas cambiaron a Gas LP para mantener sus operaciones.

De acuerdo con una fuente cercana de la planta consultada por La Razón, KIA Motors frenó la operación de su planta en Pesquería, Nuevo León por dos días, pero “no se afectará la producción automotriz, sino que se recorrerá para las próximas semanas”.

Nuestros socios que reciben gas natural ya les está impactando desde (el miércoles) la falta de suministro con requerimientos de reducción de consumo; al día de (ayer), tienen reducido su suministro de gas al 50% de sus niveles normales que deberían recibir

José Manuel Rodríguez, Comité de Energía de la AIEMAC

Bryan Rodriguez Ontiveros, analista bursátil de Monex, previó que, si los paros de las armadoras se levantan en los próximos días, la industria habrá perdido 3.0 por ciento de su producción, exportación y ventas internas al primer trimestre de 2021; pero si se extienden hasta finales de febrero, los daños serían de 10 hasta por ciento.

El escenario central, que es la pérdida de 3.0 por ciento, y tomando en cuenta los resultados de la industria en el mes de enero (dado que no se puede tomar el mismo mes de 2020 por los efectos de la pandemia), por los paros se dejarían de producir ocho mil 361 unidades; seis mil 705 autos no se exportarían y dos mil 436 comercializaciones internas no se realizarían.