Rinden homenaje luctuoso

René Juárez no fue traidor, falso, ni advenedizo de la política: Héctor Astudillo

El gobernador de Guerrero resalta que René Juárez Cisneros tenía tres atributos: dignidad, habilidad y lealtad; "el COVID nos arrancó un amigo", señala "Alito" Moreno

Héctor Astudillo
Héctor Astudillo en el homenaje luctuoso a René Juárez Cisneros.Foto: Especial
Por:
  • Sergio Ramírez

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, afirmó que el diputado René Juárez Cisneros fue un hombre formado en las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que no fue "advenedizo, ni traidor ni falso, y de su lado no estaba la miseria humana".

Durante el homenaje luctuosoRené Juárez Cisneros en la sede nacional del partido, el mandatario estatal a nombre de la familia de Juárez destacó que su amigo fue un priista completo desde cualquier punto de vista, un guerrerense de origen muy humilde que se convirtió en una figura política a nivel nacional.

"Fue un hombre que se formó en el PRI, no fue advenedizo, ni traidor ni falso, conocía bien cómo se movían los priistas dentro del partido. Como guerrerense ocupó dos cargos que como priista fueron más relevantes en su estado: ser presidente municipal en Acapulco y gobernador en el estado de Guerrero", dijo.

Ante la esposa de René Juárez, Virginia Campos, y la dirigencia nacional encabezada por Alejandro Moreno y Carolina Viggiano, así como legisladores, Astudillo Flores resaltó que el exsenador tenía tres atributos: dignidad, habilidad y lealtad.

"A sus amigos los escuchó, los orientó, los protegió, en lo general René era un hombre que fácilmente daba ayudaba, se comprometía y cumplía. Les daba ayuda hasta aquellos de los que no había recibido mucho; era generoso, la miseria humana no estaba del lado de él.

"Si René Juárez fue un buen padre también fue un buen hijo, un hombre leal, características de los hombres que brillan; tuvo gratitud, este elemento que fácilmente se ahuyenta de los seres humanos, hombre que sabía ser agradecido", aseveró en su discurso.

A un costado de las cenizas del exgobernador de Guerrero, colocadas en una caja de caoba, junto a un retrato de él y rodeado de varias coronas y arreglos florales, Héctor Astudillo resaltó que Juárez Cisneros llegó a ser dirigente del PRI cuando los caminos ya no eran halagadores para el partido.

"Como buen demócrata supo cuando los resultados no eran positivos para el PRI; el demócrata es el que sabe ganar pero también acepta perder con dignidad. Permite que a René Juárez se le recuerde en este lugar que es la sede del partido donde se formó, fue distinguido militante y llegó a ser dirigente", enfatizó.

Por su parte, Alejandro Moreno, presidente nacional del PRI, señaló que "el coronavirus nos arrancó un amigo que pugnó siempre por llevar sus ideales", en referencia al exdiputado Juárez Cisneros.

Pidió un minuto de aplausos para el político guerrerense fallecido el pasado 26 de julio tras batallar durante mucho tiempo con el COVID Agregó que honrar a René Juárez es reconocer su trabajo como militante del partido, que en todo momento supo salir adelante.

En ese contexto, "Alito" planteó que en la Décimo Tercera Asamblea Nacional del PRI sean debatidos los causes del partido, luego de la derrota que enfrentó en las pasadas elecciones, las cuales, abundó, provienen de un deterioro añejo.

"Pareciera que algunos que critican desde el interior, buscan capturar una dirigencia que no pudieron nunca conquistar. Es tiempo de honrar el debate interno y construir la fortaleza de nuestro partido.

"Estamos listos para el debate abierto, preparados para la deliberación, pero en contra de la conflagraciones internas y la debilidad que se escuda en la conspiración absurda. Todo aquel que tenga alguna crítica la analizaremos", subrayó Moreno Cárdenas.

EGC