Aún no hay ruta para abordar el tema

En el Senado “guardan” 60 propuestas hídricas

La mayoría de las iniciativas han sido peticiones para que autoridades comparezcan para explicar la situación; el bloque parlamentario de la 4T ha bloqueado intentos para que acudan

El almacenamiento en las presas del Cutzamala, el pasado 9 de febrero.
El almacenamiento en las presas del Cutzamala, el pasado 9 de febrero.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Magali Juárez, Yulia Bonilla

Con más de 60 propuestas legislativas diluidas en el Senado desde el 2018 relacionadas con el problema del agua, los planteamientos hechos por los legisladores principalmente han sido “llamados a misa” para las autoridades, pues en su mayoría son convocatorias a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y a diferentes instancias federales para que reporten sobre la crisis hídrica.

Desde diciembre del 2018 hasta la semana pasada, senadores, principalmente de oposición —en su mayoría han sido planteadas por Movimiento Ciudadano—, aunque también de Morena, han hecho peticiones y emitido puntos de acuerdo para que se evalúe la situación de sequía por estados, regiones y también a nivel global.

El último planteamiento lo hizo la emecista Laura Ballesteros, quien promueve la conformación de una Comisión Especial de Investigación sobre la Crisis Hídrica, así como la convocatoria para que comparezcan los titulares de Conagua, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Coordinación General del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), ante la crisis hídrica que atraviesan el país y la capital.

No es la primera ocasión que se cita a comparecer a los titulares de dichos organismos; sin embargo, éstos no han sido convocados con el respaldo de la mayoría legislativa para que atiendan la situación.

Incluso, en el momento más crítico por el caso de la sequía en Nuevo León, el año pasado, no se concretó su asistencia para explicar la situación ante la Cámara alta.

Los puntos de acuerdo registrados contemplan también peticiones de los congresos estatales para revisar crisis hídricas por casos de contaminación y hasta por la mina del Pinabete y otros de explotación minera, que el Senado da por concluido como trámite, pero que no registra los informes recibidos.

.
.Gráfico: La Razón de México

La agenda en el Senado para responder a la crisis hídrica guardaba la expectativa de tener algún avance con los ajustes a la Ley General de Aguas, pero se ha quedado varada su discusión.

La presidenta de la Mesa Directiva, la morenista Ana Lilia Rivera, explicó que la intención es responder a la crisis actual y determinar, con una visión científica y tecnológica, la inversión que se requiere para la infraestructura hidráulica, para el tratamiento de aguas residuales y también reforzar las acciones para combatir la corrupción en el sector.

Aunque el asunto estaba marcado como prioritario para este periodo ordinario de sesiones, todavía no existe la ruta para que la Cámara alta pueda abordar el tema, en medio de una agenda marcada por temas electorales y por las reformas presidenciales.

Por lo pronto, lo que están haciendo algunos senadores, en representación de sus respectivos estados, es exponer los casos en los que consideran que se pueden emitir emergencias por sequía severa en municipios de estados como Aguascalientes, Coahuila, Chihuahua, San Luis Potosí y Zacatecas, entre otros, con el fin de que se puedan acelerar los procedimientos para generar los apoyos de los fondos de emergencia, particularmente para el sector agrícola, lo que se ha quedado pendiente.

Otra solicitud realizada por los legisladores desde la Comisión de Recursos Hidráulicos es el exhorto para conocer sobre la situación de las presas nacionales, ante lo cual la Conagua no ha emitido un reporte concreto.

Tardará 10 años tener una fuente externa: expertos

Ante la escasez de agua que enfrenta México, como otras partes del mundo, expertos en la materia apuntaron que una de las causas yace en problemas de la gestión de este recurso y la falta de acciones para su mejor aprovechamiento.

En un foro convocado por los legisladores emecistas Laura Ballesteros y Braulio Ochoa para abordar la crisis hídrica, ambos coincidieron en que el tiempo corre y las decisiones se deben tomar lo más pronto posible y entre todos los sectores como un acto de corresponsabilidad.

En entrevista posterior al foro, el consultor internacional José Antonio Rodríguez dijo que México debe priorizar la gestión del agua en la agenda política, económica y social.

Además, advirtió que a la Ciudad de México le llevaría una década contar con una fuente externa de abastecimiento, por lo que ahora es cuando se deben recuperar las aguas subterráneas, al ser una reserva en riesgo.

Jorge Alberto Arriaga, coordinador ejecutivo del Agua en la UNAM, mencionó que apuntar únicamente hacia el sector energético o el de transportes es invisibilizar gran parte de los otros factores.

Tamara Luengo, directora de Aqueducto, dijo que la crisis hídrica es más bien de gestión, al señalar que el uso de este recurso se hace en sitios donde el mismo no existe y que ha llevado a importarlo por medio de cuencas a puntos en donde necesariamente no había, lo que genera una alteración de los ciclos y a lo cual se suman otros problemas como la contaminación excesiva.

Nabani Veram, director de comunicación de Isla Urbana, señaló se deben impulsar tres ejes de acción: captación de agua de lluvia en centros escolares, viviendas e industrias; impulsar la conservación de los bosques y promover un proceso de socialización y comunicación en la sociedad acerca del tema.