Sindicato ve peligro de contagios para alumnos

SNTE: volver a aulas, “bomba de tiempo”

Secretario de la Sección 9 dice que no se puede regresar a las escuelas por decreto; debe haber condiciones de salud y seguridad para toda la comunidad

9
El 1 de marzo iniciaron en Jalisco los Grupos de Seguimiento Académico en 3,315 escuelas.Foto: Especial
Por:
  • Sergio Ramírez

El regreso apresurado a clases “es una bomba de tiempo” por el peligro de contagio que representa para los estudiantes, aún cuando los maestros sean inmunizados, advirtió el secretario general de la sección 9 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Pedro Hernández.

“Las cifras pueden aparentar que vamos a la baja, pero abrir las escuelas es un riesgo muy grande. El contacto humano es muy importante pero también los papás no aceptarán fácilmente decir: ‘voy a llevar a mi hijo a la escuela’. Hemos tenido expresiones de papás que dicen prefiero que pierda el año, pero no que el niño lleve el contagio a casa”.

En entrevista con La Razón, opinó ante el anuncio del Presidente Andrés Manuel López Obrador de la vuelta a la normalidad en las aulas, principalmente de estados en semáforo verde, que no puede ser un regreso presencial por decreto si no hay las condiciones necesarias de salud y seguridad para los maestros.

Implica que haya las condiciones básicas en los edificios escolares como el agua potable, pues recientemente la propia Secretaría de Educación Pública (SEP) señaló que 30 por ciento de los planteles de educación básica en el país carecen del vital líquido, cómo pedimos a los niños el lavado continuo de manos, abundó.

Refirió que tan sólo en la CDMX hay un grave problema porque existen escuelas de 40 o 50 alumnos, cuando las aulas están diseñadas para 20 o 25, “¿cómo les pedimos que guarden la sana distancia?” Por ello, planteó que sólo sean clases para 10 o 15 alumnos por turno.

“Un centro escolar se convierte en una bomba de tiempo. Donde yo soy director hay 450 niños en el turno matutino y 430 en la tarde, es decir, que concluyen casi 900 niños diario, más padres de familia”, dijo Hernández Morales.

Recordó que el propio Presidente reconoció que después de Semana Santa puede haber una tercer ola de contagios por la movilidad de la gente, entonces es un riesgo importante, por lo cual solicitó una reunión con las autoridades de la SEP.