Mantiene vientos intensos

Huracán Laura pierde fuerza y ahora es categoría 1, pero el peligro es latente

Más de 600 mil ciudadanos se encuentran sin luz en Texas y Louisiana; las autoridades no han podido cuantificar los daños

LAURA
El fenómeno ha dejado serios dañosFoto: Especial.
Por:
  • La Razón Online

El huracán Laura se debilitó a categoría 1 este jueves, horas después de tocar tierra en Texas y Louisiana como un ciclón de categoría 4, informó el Centro Nacional de Huracanes, cuyos expertos señalaron que el peligro todavía es latente.

Reportes en estas localidades señalan que más de 600 mil ciudadanos se encuentran sin luz; las autoridades aún no tienen un cálculo de la magnitud de los daños.

La madrugada del jueves, el fenómeno natural azotó la costa del Golfo de México con fuertes vientos, aguaceros torrenciales y marejadas luego de tocar tierra en el suroeste de Louisiana, cerca de la frontera con Texas, sin embargo, perdió fuerza y se convirtió en categoría 2. 

La tormenta azotó el oeste de Louisiana durante la noche con ráfagas de hasta 241 kilómetros por hora causando preocupación por las personas que no evacuaron el miércoles.

La pared del ojo norte de la tormenta se movió sobre Cameron Parish, en la costa de Louisiana, a la 1:00 de la madrugada, antes de estrellarse contra la ciudad de Lake Charles.

Las autoridades habían ordenado a los residentes de la costa que salieran, pero no todos lo hicieron en un área que fue devastada por el huracán Rita en 2005. Más de 450 mil  hogares quedaron sin electricidad en Texas y Louisiana el jueves por la mañana.

Laura se dirigía al norte hacia Shreveport, Louisiana, el jueves por la mañana temprano, en lugar de al oeste a través de Texas como había sido una de las predicciones principales, lo que significa que la ciudad de Houston probablemente ha esquivado una bala, aunque la costa de Port Arthur está amenazada por inundaciones por marejadas ciclónicas.

El viento feroz azotó un edificio alto en Lake Charles, rompiendo las ventanas mientras los escombros volaban al suelo. 

Horas después de tocar tierra, el viento y la lluvia seguían soplando con fuerza.

fgr