Lluvias continúan por sexto día consecutivo

Inundaciones en Brasil dejan 106 muertos; hay 10 personas desaparecidas

"No pararemos hasta encontrar a todos los desaparecidos", dijo Paulo Camara, gobernador de Pernambuco, estado brasileño azotado por las fuertes lluvias

Una vista general del área inundada en Recife, en el estado de Pernambuco, Brasil.
Una vista general del área inundada en Recife, en el estado de Pernambuco, Brasil.Foto: Reuters
Por:
  • Rafael Flores

Las inundaciones registradas en Brasil han provocado la muerte de al menos 106 personas, mientras que 10 continúan desaparecidas, informó este martes el gobierno, mientras las fuertes lluvias azotan las ciudades del noreste del país por sexto día consecutivo.

En una entrevista con medios de comunicación locales, el gobernador del estado nororiental de Pernambuco, Paulo Camara, dijo que la prioridad del gobierno es hallar a los desaparecidos en medio de los deslizamientos de tierra y las grandes inundaciones.

No pararemos hasta encontrar a todos los desaparecidos. Este es un punto fundamental en este momento

Paulo Camara, gobernador de Pernambuco

La Defensa Civil Nacional dijo en Twitter que había una alerta por la posibilidad "muy alta" de más inundaciones en Pernambuco, incluida su capital, Recife.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, visitó el estado el martes y sobrevoló las zonas afectadas. Prometió enviar ayuda y recursos a las familias afectadas.

Es la cuarta inundación importante en cinco meses, lo que subraya la falta de planificación urbana en los barrios de bajos ingresos en gran parte de Brasil , donde las barriadas se construyen a menudo en laderas propensas al colapso.

A finales de diciembre y principios de enero, decenas de personas fallecieron y decenas más fueron desplazadas cuando las lluvias azotaron el estado de Bahía, también situado en el noreste de Brasil . 

Al menos otras 18 personas fallecieron durante las inundaciones en el estado suroriental de Sao Paulo a finales de enero, mientras que las lluvias torrenciales en el estado de Río de Janeiro mataron a más de 230 personas al mes siguiente. 

Con información de Reuters

RFH