Fecha inicial era el 10 de octubre

Juez ordena reprogramar eutanasia de paciente a quien le suspendieron el proceso

Un juez colombiano ordenó reprogramar la fecha de la eutanasia solicitada por Martha Sepúlveda que fue suspendida; padece esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad no terminal

Martha Sepúlveda.
Martha Sepúlveda solicitó el proceso de eutanasia a pesar de no sufrir una enfermedad terminal; familiares respaldaron su decisión y el Instituto Colombiano del Dolor decidió cancelar la muerte asistida.Foto: Especial
Por:
  • La Razón Online

Un juez colombiano ordenó una nueva fecha para la eutanasia solicitada por Martha Sepúlveda al revocar la suspensión al proceso previsto inicialmente para el pasado 10 de octubre.

El titular del Juzgado 20 en Medellín sostuvo que el Instituto Colombiano del Dolor (IPS Incodol) debe cumplir con la petición de la mujer, quien no no se encuentra en fase terminal, misma que fue respaldada por el Comité Científico Interdisciplinario para Morir Dignamente, encargado de evaluar si cumple con los requisitos para una muerte asistida, pues fue diagnosticada con Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), aunque este órgano cambió de opinión a última hora.

También argumentó el juzgador que el freno antes de la fecha pactada vulneró los derechos de Sepúlveda, de 51 años de edad, pues en el país se permite legalmente la eutanasia desde 2017, periodo en el que más de un centenar de colombianos han recurrido a este procedimiento para poner fin a un sufrimiento médico.

Para ello dio un plazo de 48 horas para dar a conocer la nueva fecha, mientras sigue el debate sobre si es viable que una persona sin un padecimiento terminal tenga acceso a este derecho; sin embargo, la clínica que llevaría este proceso aún puede impugnar el nuevo fallo.

Familia la respalda

Desde la primera fecha su familia expresó su apoyo a Sepúlveda al reconocer que solicitarla de manera anticipada evitará que viva un infierno por esta enfermedad que poco a poco le quitará la independencia.

Antes de darse a conocer la suspensión su único hijo, Federico, destacó que son muy conscientes de la situación y que incluso su condición mejoró y hasta se le veía más contenta al saber que ya tenía fecha para la muerte asistida.

Agregó que desde que fue diagnosticada con ELA dijo que no le preocupaba morir sino en qué condiciones lo haría, pues no quería estar postrada en una cama.

KEFS