Durante la Segunda Guerra Mundial

Juzgan en Alemania a exguardia nazi de 100 años; cómplice de más de 3 mil asesinatos

Un exguardia del campo de concentración nazi de Sachsenhausen enfrentó cargos por participar en la muerte de más de tres mil personas; sobrevivientes del Holocausto acudieron al juicio

Exguardia nazi
Josef S., exmiembro de las SS paramilitares del partido nazi, tiene 100 años y entró al juzgado en andadera.Foto: Reuters
Por:
  • Reuters .

Un exguardia nazi de 100 años,  que fue miembro de las Schutzstaffel (SS), entró cojeando en una andadera a un tribunal alemán este jueves para enfrentar cargos de ayudar a enviar a más de tres mil personas a la muerte en un campo de concentración nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Los fiscales dijeron que Josef S., exmiembro de las SS paramilitares del partido nazi, contribuyó a la muerte de tres mil 518 personas en el campo de concentración de Sachsenhausen al hacer guardia regularmente en la torre de vigilancia entre 1942 y 1945.

Los médicos han dicho que el hombre, cuyo nombre completo no fue revelado debido a las reglas alemanas de informes de juicios, sólo está parcialmente en condiciones de ser juzgado: las sesiones se limitarán a sólo dos horas y media cada día.

Cuando comenzó el juicio, su abogado levantó una carpeta azul para ocultar la cara de su cliente mientras era llevado a la corte en Neuruppin, cerca de Berlín.

Algunas personas internadas en Sachsenhausen fueron asesinadas con Zyklon-B, el gas venenoso también utilizado en otros campos de exterminio donde millones de judíos fueron asesinados en el Holocausto.

Sachsenhausen albergó predominantemente a prisioneros políticos de toda Europa, junto con prisioneros de guerra soviéticos y algunos judíos.

"Es mucha emoción... Realmente no puedo hablar", dijo Antoine Grumbach, de 79 años, antes de alejarse abruptamente mientras se abrumaba por las lágrimas. Su padre, un combatiente de la resistencia francesa, murió en el campo.

Leon Schwarzbaum, que tiene 100 años, se sentó en silencio a esperar que comenzara el juicio en la sala del tribunal, mostrando a los periodistas una foto de él con sus padres y su tío, que murieron en Auschwitz.

El sobreviviente del Holocausto, Leon Schwarzbaum, sostiene una foto en la sala del tribunal durante un juicio contra un exguardia de seguridad de 100 años del campo de concentración de Sachsenhausen.Foto: Reuters

Los fiscales acusan a Josef S. de "contribuir a asesinatos crueles e insidiosos" al ayudar a "crear y mantener condiciones potencialmente mortales en el campamento".

Ha habido una serie de cargos presentados contra exguardias de campos de concentración en los últimos años por crímenes en la Segunda Guerra Mundial. La semana pasada, una exsecretaria del campamento de 96 años se dio a la fuga el día en que iba a comenzar su juicio, pero fue atrapada por la policía unas horas después.

Un fallo judicial de 2011 allanó el camino para estos enjuiciamientos finales, afirmando que incluso aquellos que contribuyeron indirectamente a los asesinatos en tiempos de guerra, sin apretar el gatillo o dar una orden, podrían asumir responsabilidad penal.

Sachsenhausen, inaugurado en 1936 como uno de los primeros campos de concentración nazis, actuó como un campo de entrenamiento para los guardias de las SS que luego fueron a servir en otros lugares, incluso en Auschwitz y Treblinka. Otros muertos en Sachsenhausen incluyeron combatientes de la resistencia holandesa y los oponentes políticos internos de los nazis.

KEFS