Muere Luis Posada Carriles, el enemigo radical del castrismo

Muere Luis Posada Carriles, el enemigo radical del castrismo
Por:

“Estaba muy mal, tenía problemas respiratorios y una infección en los riñones. Pero tenía muy bien la cabeza y la memoria; estaba muy bien”, describió ayer el disidente cubano Ángel de la Fana a Luis Posada Carriles, tras enterarse de su fallecimiento. Apenas el domingo había ido a visitarlo al centro médico donde permanecía internado, a causa de cáncer en la garganta.

El líder anticastrista y exagente de la CIA, quien era señalado por La Habana como responsable del atentado contra un avión cubano en 1976, en el que murieron 73 pasajeros, falleció a los 90 años. “Concluye una vida extraordinaria. Es una mañana muy triste para mí”, expresó Hernández a The Associated Press.

“Lo más importante de su legado es que nunca claudicó. Su principal mérito fue el de haberse dado cuenta de que el comunismo era como una telaraña e impedir que se expandiera a otros países del mundo”, aseguró en entrevista para La Razón, el disidente cubano Guillermo Fariñas.

El Dato: Posada había pedido que lo cremarán y que sus cenizas fueran arrojadas al mar. Su funeral fue en una casa fúnebre de Miami, indicó el abogado.

El ganador del Premio Andrei Sajarov 2010 no compartía con Posada Carriles su manera de enfrentar al castrismo. “El defendía la vía violenta y yo no; pero si en Venezuela no se instaló el comunismo en los años 60 fue, en gran parte, gracias a él”, reconoció.

Nacido en Cuba el 15 de febrero de 1928, Posada Carriles intentó varias veces asesinar a Fidel Castro. Participó en 1961 en el desembarco de la Bahía de Cochinos, cuyo fracasado objetivo era derrocar al gobierno castrista.

En 1976, Posada Carriles y Orlando Bosch (ya fallecido) fueron detenidos en Caracas por la policía venezolana. Posada Carriles escapó de una prisión venezolana en 1985, mientras esperaba sentencia por el atentado, y se instaló en Miami.

“Lo más importante de su legado es que nunca claudicó. Su principal mérito fue haberse dado cuenta de que el comunismo era como una telaraña e impedir que se expandiera a otros países del mundo”

Guillermo Fariñas

Disidente cubano

Desde entonces, Venezuela y Cuba exigían a Washington la extradición del cubano para que respondiera por el ataque; pero la justicia estadounidense se negaba, afirmando que el acusado podía ser torturado en estos países.

Cuba también culpa a Posada Carriles, quien trabajó para la CIA en las décadas de 1960 y 1970, por una serie de atentados con bombas a hoteles de La Habana en 1997, en los que murió un ciudadano italiano. Considerado un héroe por sus colegas del exilio y tildado de terrorista por el gobierno cubano, el polémico Posada Carriles nunca admitió su vinculación a tales ataques.

“Su historia es una historia de sacrificio, él sacrificó toda su vida y dejó de pasar tiempo con su familia, por Cuba. Se dedicó totalmente a la causa cubana y es una gran pérdida”, dijo a AFP Johnny López de la Cruz, presidente de la Brigada 2506, una asociación de veteranos de Bahía de Cochinos en la Pequeña Habana de Miami.

“Aquí, en el exilio, la mayor parte lo respetaba, aunque también teníamos detractores. Su muerte tiene un impacto por la dedicación que le dio a la lucha”

Ramón Saúl Sánchez

Líder del Movimiento Democracia

De las acusaciones de terrorismo, el coronel retirado del Ejército estadounidense, quien se refería a Posada Carriles con su apodo de Bambi, consideró que “es natural que lo ataquen, Bambi fue un enemigo del régimen cubano”.

“Él luchó incansablemente en contra del comunismo y sacrificó su vida en esa lucha y por eso debe ser recordado”, dijo por su parte Orlando Gutiérrez, secretario nacional de la agrupación anticastrista Directorio Democrático Cubano, al diario estadounidense El Nuevo Herald.

En sus últimos años en Miami, fue uno de los más férreos opositores a la apertura de Washington con La Habana, que habían anunciado en 2014 el expresidente estadounidense Barack Obama y el líder cubano Raúl Castro, quien acaba de dejar el poder.

“Hemos perdido un gran patriota, un hombre que quería mucho a su pueblo. Siempre dio la vida por la libertad de Cuba. Nos dio heroísmo”

Miguel Saavedra

Integrante de la anticastrista Vigilia Mambisa

“Con los bandidos no se puede hacer negocios. Nadie puede hacer negocios con los delincuentes, con los asesinos, con los narcotraficantes y esos son Raúl y la caterva que tiene al lado”, había dicho entonces Posada Carriles a periodistas.

En 1994, Posada Carriles publicó un libro titulado Los caminos del guerrero, en el cual afirma que sus operaciones fueron financiadas por la fundación del fallecido empresario cubano Jorge Mas Canosa, uno de los pesos pesados del lobby anticastrista en Estados Unidos. La Cuban American National Foundation negó que existiera este vínculo, según un reporte de The New York Times de 1998.

EU pide juzgar a Raúl por homicidios de 1996

Dos legisladores republicanos han solicitado al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que sopese la posibilidad de acusar al expresidente cubano y primer secretario del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC), Raúl  Castro , de asesinato por la muerte de cuatro personas, hace 22 años.

“En consonancia con el espíritu del Día de la Independencia, le pedimos (señor presidente) que considere nuevas acciones judiciales adicionales para exigir responsabilidades al régimen de  Castro  por sus crímenes”, señalaron el senador Marco Rubio y el congresista Mario Díaz-Balart en un comunicado conjunto, difundido este martes.

Los crímenes a los que hacen referencia los dos legisladores conservadores son la muerte de tres ciudadanos estadounidenses y un residente del país en 1996, como consecuencia del derribo de dos avionetas civiles de la organización anticastrista “Hermanos al rescate”.

Tras sendos derribos, el gobierno cubano argumentó que ambas aeronaves se encontraban dentro de su espacio aéreo; pero una investigación de la ONU determinó que el ataque sucedió en el espacio aéreo internacional.