Polémica por nueva variante de Covid-19

Aumentan cierres a vuelos de GB; aquí llegan 14 y aún se evalúa decisión

imponen ya restricciones 40 países; científicos británicos advierten a Primer Ministro que inacción puede costar vidas; AMLO afirma que especialistas decidirán si impedir viajes es adecuado; Salud insiste que no causa enfermedad más grave

16
Personas pasean a sus perros en un parque de Fulham, Londres, ayer.Foto: Reuters
Por:
  • La Razón Online

Bastaron dos semanas para que el Reino Unido se convirtiera en foco de tensión y amenaza de crisis de grandes proporciones.

La cepa mutante del Covid-19, cuyos efectos fueron descubiertos en el condado de Kent el 8 de diciembre y puede ser un 70% más contagiosa —de acuerdo con el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC)—, ha desatado el caos en el Reino Unido y provocado una cascada de cierres de vuelos procedentes o con destino a Gran Bretaña.

Adicionalmente, el primer ministro Boris Johnson enfrenta presiones para que imponga otro cierre nacional. Asesores científicos gubernamentales han advertido que la inacción podría costar decenas de miles de vidas y correr el riesgo de un “desastre económico, humano y social”, con la nueva tensión extendiéndose por el Reino Unido y el extranjero.

Gráfico

La nueva cepa, que se ha detectado en Dinamarca, Australia y Gibraltar, según el gobierno británico, y en Italia y Holanda, según informes de medios, está provocando caos en la frontera y llega en un momento de gran incertidumbre para Gran Bretaña, menos de dos semanas antes de que complete su salida de la Unión Europea.

Entendemos la ansiedad de nuestros vecinos sobre la variante del virus, pero también creemos que los riesgos de transmisión son muy bajos

Boris Johnson, Primer ministro de Reino Unido

Después de que Francia anunció el domingo por la noche que cerraría sus fronteras a los camiones de Gran Bretaña cientos de vehículos quedaron varados en el puerto de Dover. Alrededor de 10,000 camiones pasan por Dover todos los días, y representa aproximadamente el 20% del comercio de mercancías del país.

El Reino Unido está quedando aislado debido a la precaución asumida por al menos 40 naciones, que han detenido los vuelos hacia y desde la isla, y la suspensión del servicio al menos por 24 hora del tren Eurostar entre Bruselas y Londres.

Gráfico

La medida tomada por Francia provocó que Johnson convocara a una reunión urgente con el comité de emergencia Cobra, en el que participan los principales ministros.

“En el Reino Unido entendemos perfectamente las ansiedades de nuestros amigos sobre la nueva variante del virus, pero también es cierto que creemos que los riesgos de transmisión por un conductor solitario sentado solo en la cabina son realmente muy bajos”, dijo el Primer Ministro después de la reunión.

De acuerdo con Johnson, los retrasos sólo aplican a un porcentaje pequeño de alimentos que entran al Reino Unido, y que las cadenas de suministro de los supermercados británicos son fuertes, “para que todos puedan seguir comprando normalmente”.

Gráfico

No obstante, la cadena de supermercados Sainsbury’s advirtió que algunos productos, como lechuga, coliflor, brócoli y cítricos pronto podrían escasear si la crisis no se resuelve. Además, productores de mariscos de Escocia dijeron que tenían toneladas de productos perecederos varados en las carreteras por el cierre de la frontera francesa, y la Federación Nacional de Transporte por Carretera de Francia señaló que “ningún conductor quiere realizar entregas en el Reino Unido, que verá cómo se agota su suministro de carga”.

Un funcionario francés le dijo a Gavin de la BBC que estaban desesperados por reabrir las fronteras, y que una opción discutida es el requisito de que los viajeros del Reino Unido, incluidos los conductores de camiones, presenten una prueba reciente de Covid-19 negativa.

En este contexto, los británicos salieron a los supermercados para abastecerse para Navidad. Grandes filas serpenteaban en tiendas de las cadenas Tesco, Sainsbury’s, Waitrose, Marks & Spencer, Aldi y Lidl, según reporteros de Reuters en Londres.

Muchas personas compraban comida tradicional navideña o la adaptaban después de que Boris Johnson impuso medidas más estrictas desde el domingo que han impedido que muchas familias se reúnan, empujando a la gente a apresurarse a comprar comida para sus reuniones.