Peligra permanencia del partido de Merkel

Peligra permanencia del partido de Merkel
Por:

Quien se veía como la futura sucesora de la canciller alemana, Angela Merkel, anunció ayer que no se postulará para un nuevo mandato de su partido —Unión Demócrata Cristiana (CDU)— en 2021; la decisión fue tomada después de un año difícil al frente de esta fuerza, que culminó en una crisis, la semana pasada, cuando representantes regionales se alinearon con la extrema derecha.

Annegret Kramp-Karrenbauer, también conocida como AKK por sus iniciales, dijo que cuando se elija un nuevo candidato para el cargo de primer ministro, dejará de tener inserción en la CDU. “Actualmente sentimos fuerzas que se separan dentro de nuestra sociedad y partido. Hoy tenemos que ser más fuertes”, dijo la joven política a la prensa.

Te puede interesar: El volcán más activo del mundo entra en erupción (VIDEO)

El portavoz del gobierno, Steffen Seibert, indicó que Kramp-Karrenbauer desea seguir como ministra de Defensa, asunto que Merkel apoya “de todo corazón”. La medida abre el liderazgo del partido a tensiones más conservadoras dentro de los demócratas cristianos que quieren llevarlo de vuelta a la derecha.

“sentimos fuerzas que se separan dentro de nuestra sociedad y partido. Hoy tenemos que ser más fuertes”

Annegret Kramp-Karrenbauer

Presidenta del CDU

La decisión de Annegret Kramp-Karrenbauer, quien asumió el liderazgo de los demócratas cristianos cuando Merkel dejó este cargo, sumió al partido y al país en la incertidumbre política.

Angela Merkel lamentó la decisión de su sucesora. “Considero esta decisión con gran respeto, aunque lo lamento mucho”, dijo a los periodistas. “Me imagino que no fue una decisión fácil para ella y le agradezco por estar preparada para seguir adelante y dirigir el proceso de elegir a otro sucesor”, agregó.

AKK anunció la noticia en una reunión con políticos de su partido. “Fue un shock”, expresó Elmar Brock, un político veterano, quien aseguró que la institución de centroderecha enfrenta un futuro “difícil” pero que un nuevo proceso también podría brindar oportunidades.

La renuncia de la segunda mujer más poderosa en Alemania orilla a los demócratas cristianos a una crisis entre facciones que pelearán no sólo por el liderazgo sino por la inclinación política del partido.

El año pasado, Merkel anunció que no se presentará a la reelección en 2021 y decidió hacerse a un lado como líder del partido en un movimiento diseñado para abrir la puerta a nuevas generaciones.

Cuando Kramp-Karrenbauer la sustituyó, su ascenso fue visto como un paso natural para continuar el legado de Merkel.

Analistas políticos dicen que tener el papel de líder del partido sin la cancillería ha dejado a AKK en una posición débil, principalmente por las críticas públicas de su presidencia, que aumentaron.

“Me imagino que no fue una decisión fácil para ella (renunciar a la candidatura) y le agradezco por estar preparada para seguir adelante y dirigir el proceso de elegir un sucesor”

Angela Merkel

Canciller de Alemania

La líder demócrata cristiana fue ridiculizada por insultar a las personas transgénero con una broma sobre instalar baños neutrales; también fue lapidada por anunciar el apoyo a una zona segura en Siria, sin consultar previamente.

Una rama local de la CDU desafió la orientación del partido por una supuesta cooperación con la extrema derecha, cuando respaldó a un candidato para el cargo de primer ministro estatal en la región de Turingia, quien pertenece a la Alternativa para Alemania (AfD).

La alineación sacudió la política alemana, tras considerarse traición de los demócratas, quienes rompieron la promesa de que los partidos principales no cooperarían con la extrema derecha.

En tanto, manifestaciones callejeras espontáneas tuvieron lugar en ciudades alemanas, lo que fue visto como una ruptura en el consenso político posterior a la Segunda Guerra Mundial.

El pasado miércoles, AKK escribió en Twitter que “la dirección de la CDU siguió por unanimidad mi línea: no hay ministros de CDU en un “gabinete de Kemmerich”, no hay cooperación con la AfD. Lo mejor para los votantes en Turingia es volver a votar”.