Pelosi designa a sus 7 mejores cartas contra Donald Trump

Pelosi designa a sus 7 mejores cartas contra Donald Trump
Por:

Una ceremoniosa procesión de siete legisladores recorrió ayer la rotonda del Capitolio, sede del Poder Legislativo de Estados Unidos, desde el pleno de la Cámara de Representantes al recinto del Senado. El motivo: trasladar los artículos que establecen los cargos para iniciar el tercer juicio de destitución contra el presidente Donald Trump, quien, desde el punto de vista de los demócratas, traicionó y puso en riesgo a la patria.

El protocolo, visto por primera vez en más de dos décadas, se dio después de cumplida otra formalidad: que una contundente mayoría en la Cámara de Representantes, liderada por demócratas, votó 228 a favor y 193 en contra de continuar con el llamado impeachment a un mandatario caracterizado por romper la institucionalidad.

Te puede interesar: Mujeres militares estallan en llanto ante Kim Jong-un (VIDEO)

Los siete gerentes (o fiscales) nombrados por la jefa del Parlamento, la demócrata Nancy Pelosi, se enfrentan desde ayer a todo pronóstico, pues el Senado, que tendrá la última palabra, está dominado por republicanos, la fuerza política de Trump, quien avanza con la confianza de que sus aliados lo dejarán fuera de toda responsabilidad, para continuar con su campaña de reelección.

Por esta razón, la presidenta de la Cámara baja y la mujer más poderosa del país se detuvo casi un mes a pensar qué perfiles trabajarán en la misión de convencer al Senado de que el presidente abusó de su poder, al “extorsionar” al gobierno de Ucrania para que investigara a su posible rival electoral, el demócrata Joe Biden, y obstruyó las investigaciones del Congreso en torno a estas sospechas.

Para la operación impeachment, Pelosi invocó a dos enemigos de Trump en el Congreso y conocedores a detalle de las investigaciones que se desarrollaron en la Cámara, para acusar al magnate: se trata de los presidentes de los comités de Inteligencia, Adam Schiff, y de Justicia, Jerrold Nadler.

Schiff, de 59 años, ha sido el líder incuestionable de la investigación. Su Comité de Inteligencia se unió a otras tres comisiones legislativas para reunir el expediente. El demócrata fue fiscal federal y está entre los colegas más confiables de Pelosi, quien dirigió el esfuerzo desde el principio. Adam no sólo realizó la investigación, la supervisó e interrogó a excolaboradores de Trump.

Nadler, de 72 años, encabezó la segunda fase del impeachment y fue el responsable de sentar las bases constitucionales para la adopción de los dos cargos.

A ellos se suman los representantes Jason Crow, Val Demings, Sylvia García, Hakeem Jeffries y Zoe Lofgren.

Los siete gerentes tienen antecedentes profesionales en derecho. Demings, de 62 años, es la única que no es abogada, pero está inmersa en la aplicación de la ley, ya que fue la primera jefa del Departamento de Policía de Orlando. García, de 69, la única latina en el equipo, fue juez con larga carrera en Houston.

“Estamos aquí para cruzar un umbral muy importante en la historia de EU”, declaró Pelosi en el pleno de la Cámara antes de enviar a sus gerentes.

La portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, afirmó que Trump “espera ser exonerado por completo”, y que el presidente no ha hecho nada malo”.

Se espera que la apertura del juicio se dé el próximo martes, según el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, cuyos colegas republicanos establecerán las reglas para iniciar el impeachment.

Un evento crucial en la acusación de Trump fue una llamada telefónica del pasado 25 de julio en la que pidió al presidente de Ucrania que abriera una investigación contra Biden y su hijo.

Los demócratas aseguran que esto es un abuso de poder porque Trump presionó a un gobierno extranjero para que interfiriera en una elección estadounidense para su beneficio, a expensas de la seguridad nacional. Biden es uno de los 12 candidatos que compiten por la nominación demócrata para enfrentar a Trump en las elecciones presidenciales.

Los republicanos argumentan que las acciones de Trump no ameritan un juicio y acusan a los demócratas de usar el asunto para anularle otra victoria electoral.