Miércoles 23.09.2020 - 04:20

Una posible cura de incendios

¿Realmente sirve el spray antifuego que rocían en las casas de California?

Propietarios ricos y desesperados de California están comprando de manera masiva un spray milagroso para evitar incendios; el producto aún no está probado

California-incendio
Rocían agua en una casa cuando se acercan las llamas de los incendios, en California, el 18 de agosto de 2020.Foto: AP.
Por:

A medida que el cambio climático agrava el riesgo de incendio, los propietarios más privilegiados recurren a soluciones no probadas para proteger su bienes, como es el caso del spray de prevención de incendios de nombre SPF 3000, que inventó Jim Moseley, un empresario adinerado que ante la preocupación de perderlo todo, se dio a la tarea de crear esta alternativa, de acuerdo a información de  la agencia Bloomberg.

Durante una demostración de su producto,  Moseley encendió un trozo de madera de grandes hasta dejarlo crujientes de un extremo y señaló: "Ahora les voy a mostrar algo", después de que el extremo sin tratar de la madera se volviera quebradiza al grado de romperse en dos partes. Tomó  una pieza que estaba ennegrecida pero todavía intacta, sacó una llave del bolsillo y comenzó a rascar. "Aquí está el lado que traté", dijo, frotando fácilmente el carbón y a revelando que la madera estaba salvada.

En este sentido, Moseley compartió a Bloomberg que durante una demostración de su producto, con el objetivo de convencer a decenas de residentes ricos, preocupados y devastados por los incendios del sur de California, señaló que la residencia en Malibú del actor de Star Wars, Mark Hamill había sido tratada con su spray SPF 3000. Moseley también dijo  que roció el Rancho Neverland que una vez perteneció a Michael Jackson y recibió un correo electrónico de la supermodelo Elle Macpherson sobre traerlo a Australia.

Jim Moseley usa un soplete de mano para demostrar SPF 3000 en una pieza de madera en Malibu, California.Foto: Bloomberg

En agosto de 2019, mientras se preparaba para la temporada de incendios, los fiscales de Los Ángeles y Santa Bárbara lo demandaron a él y a su empresa, Sun FireDefense, por al menos 5 millones de dólares, alegando publicidad falsa o engañosa. La demanda cuestionó la efectividad del SPF 3000, lo denunció como tóxico y afirmó que, contrariamente a la publicidad de Moseley, la NASA nunca había trabajado con él en el producto.

Jim Moseley muestra su SPF 3000Foto: Bloomberg.

Al respecto, Moseley lo ha descrito, desde una caza de brujas hasta un asunto regulatorio que necesita ser aclarado. Mientras tanto, dejó temporalmente de vender SPF 3000 para centrarse en el resto de equipos de protección contra incendios de su empresa. 

La temporada de incendios forestales forma parte de la preocupación de los habitantes de California. La gente vive con sus maletas empaquetadas, lista para abandonar sus hogares si un incendio se acerca demasiado. El cambio climático lo está empeorando, y muchos residentes desesperados buscan cualquier cosa que los mantenga a ellos y a sus propiedades a salvo. 

El año pasado fue leve según los estándares recientes: solo se quemaron 260 mil acres, gracias en parte a cortes de energía preventivos que evitaron que las líneas eléctricas provoquen incendios. Aun así, algunos de los lugares más atractivos del estado, desde la región vinícola del condado de Sonoma hasta Brentwood en Los Ángeles, se incendiaron.

SPF 3000  no es barato, ya que tiene un costo promedio de  3.50 dólares por pie cuadrado, lo que significa que cuesta decenas de miles de dólares cubrir una casa grande.

Sin embargo, los expertos en incendios expresan su preocupación por el hecho de que la gente tenga una falsa sensación de seguridad gracias a la tecnología cara y no probada. 

Char Miller, profesor de análisis ambiental en Pomona College en Claremont, California, dice que un remedio contra incendios forestales como SPF 3000 es similar a tomar hidroxicloroquina para combatir el Covid-19, algo que la gente se apresura a usar porque suena prometedor, pero no es así. 

"Es una señal de desesperación que la gente se dé cuenta ahora, finalmente, de que su gran vista desde la cima de la montaña conlleva riesgos", aseguró Miller.