Sospechoso está detenido

¿Quién es Valentina Trespalacios, víctima del feminicidio que conmocionó a Colombia?

El cuerpo de la joven DJ fue hallado el pasado 22 de enero al interior de una maleta en un contenedor de Bogotá; evidencias apuntan a que su pareja, un hombre identificado como John Poulos, es el responsable del feminicidio

La DJ colombiana Valentina Trespalacios.
La DJ colombiana Valentina Trespalacios.Foto: Especial
Por:
  • Stephanie Reyes

Valentina Trespalacios es una DJ colombiana víctima de feminicidio presuntamente a manos de su pareja John Poulos, un hombre de origen estadounidense, quien ya fue detenido por el crimen que conmocionó e indignó a la nación, hecho por el que enfrentaría una pena de hasta 50 años.

Los hechos ocurrieron el pasado 22 de enero cuando el cuerpo de la joven de 23 años fue hallado por un ciudadano al interior de una maleta en un contenedor de basura en Bogotá, a unos cinco kilómetros del Aeropuerto El Dorado; tras alertar a las autoridades sobre este macabro hallazgo, la Policía confirmó que la víctima que presentaba marcas de estrangulamiento era Valentina Trespalacios, gracias a pertenencias que también fueron arrojadas al basurero como su identificación y otros artículos.

Al rastrear a la mujer se identificó que la última vez que fue vista fue en un edificio de departamentos junto a su pareja 10 años mayor, según cámaras de seguridad, pero éste ya no se encontraba ahí, lo que levantó dudas, pues salió del lugar sin ella y con equipaje; además, eliminó todas sus cuentas de redes sociales, con lo que se convirtió en el principal sospechoso del feminicidio de la influencer que contaban con más de 15 mil seguidores tan sólo en Instagram.

Las autoridades le siguieron la pista al originario de Texas, quien días después fue ubicado en Panamá, donde fue detenido por el crimen de la joven de 23 años.

Revelan datos del crimen

Tras filtraciones de presunto estrangulamiento, personal del Medicina Forense de Bogotá confirmó esta versión al detallar que la víctima murió por asfixia, luego de ser estrangulada por largo tiempo, pues presentaba un “surco de presión” en el cuello, presumiblemente a causa de la agresión de su pareja.

Asimismo, según la necropsia de ley la joven también presentaba surcos de presión en el pecho, evidenciando severa violencia en su contra, así como múltiples hematomas principalmente en el cuello, nariz y la boca, de acuerdo con información de Blu Radio.

Y se reportó que las autoridades ampliaron la revisión del cuerpo para inspeccionar a detalle sus uñas en caso de que se hubiera defendido y rasguñara al agresor, pues ello daría pistas sobre si el asesino era su pareja, a quien presuntamente conoció a través de una aplicación de citas.

Las evidencias que apuntan contra Poulos

De acuerdo con el abogado del caso, los familiares y autoridades de Colombia las principales pistas contra Poulos, de 35 años, son su repentina salida del país, su sospechosa “desaparición” de las redes sociales, que supuestamente extravió una maleta y las cámaras de seguridad del último lugar donde fue vista Valentina, un edificio donde rentaron un departamento.

Una de las primeras pistas contra el hombre, quien tiene una familia en Estados Unidos, fueron las cámaras de seguridad del edificio en el que estuvo tres días con la joven, pues se identificó que John y Valentina llegaron juntos al inmueble desde el pasado 20 de enero. Durante esos días salieron y regresaron juntos cada noche; sin embargo, el 22 de enero, horas antes de que se hallara el cadáver, el sospechoso se va del lugar con varias maletas tapadas con una cobija.

En el estacionamiento se observa como guarda el equipaje en la cajuela y abandona el lugar directamente hasta el punto donde abandonó el cuerpo y luego se dirige al aeropuerto para viajar a Panamá, donde fue detenido unos días después, pero se presume que pretendía esconderse en Turquía.

Poulos confesó que extravió una maleta, misma que presumiblemente es en la que abandonó el cuerpo de Valentina, pero no dio detalles sobre por qué huyó al asegurar que es inocente, aunque la joven ya no fue vista desde que él dejó la habitación.

A la espera de que se dicte su pena, el abogado de la familia adelantó que podría pasar hasta 50 años en prisión por feminicidio agravado, pero la pena podría aumentar al determinar que manipuló la evidencia, pues se informó que se deshizo de una celular de su víctima en el aeropuerto.

cehr